La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha criticado este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pretenda decir a los andaluces lo que tienen que hacer al haber abogado por una coincidencia de la elecciones autonómicas con las municipales de mayo y, en cambio, eso mismo no haya tenido el "valor" de decírselo al jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, que ha convocado comicios en septiembre. En una entrevista con Canal Sur Radio recogida por Europa Press, Susana Díaz ha expresado que Rajoy "le dice a los andaluces lo que no tuvo el valor de decir a los catalanes". Ha indicado que cuando Mas convocó las elecciones catalanas para septiembre, no escuchó al presidente del Gobierno "decir cuándo las tenía que hacer y, en cambio, cuando Andalucía, en su derecho, que se reconoce en el Estatuto de Autonomía, decide tener un debate propio, dice que por qué no la unimos con otras elecciones". "¿Por qué no las une él (Rajoy) con las elecciones catalanas y nos ahorra unas elecciones en España?", ha preguntado Susana Díaz. Ha querido dejar claro que mientras ella tenga la confianza de los andaluces, esta comunidad celebrará sus elecciones en solitario, separadas de cualquier otro comicio, para hablar de lo que realmente interesa a esta tierra y no de lo que le interesa a Rajoy, que lo que le interesa a él siempre "viene mal" a Andalucía. La presidenta ha insistido en que ha decidido convocar las elecciones el 22 de marzo para que Andalucía "gane un año", en lugar de perder un año con peleas y discusiones entre partidos por no tener estabilidad el Gobierno. Ha indicado que esta comunidad necesita un Gobierno responsable, fuerte, sólido y que tenga como única prioridad los problemas de los andaluces, y eso es lo que ella va a ofrecer a los ciudadanos de cara al 22 de marzo. Ha recalcado que ella no iba a permitir seguir con un Gobierno que solo trasladara el mensaje de que está en sus líos y no en los problemas de Andalucía ni que en esta comunidad ocurriera lo que está pasando en Cataluña. Susana Díaz ha confiado en obtener en las elecciones una mayoría amplia y suficiente para no distraerse en "cuestiones de partidos" y hacer en el Gobierno lo que necesita Andalucía. "Sé el puerto al que llevo a Andalucía, pero necesito que los andaluces me den su confianza", ha apuntado. Ha indicado que esa mayoría amplia no tiene por qué ser mayoría absoluta y ha defendido que tiene mucha capacidad de diálogo. En cualquier caso, ha querido dejar claro que no va a pactar ni con Podemos ni con el PP-A, porque ella se va a apoyar en la mayoría de los andaluces. Ha preguntado si el PP-A se va a apoyar en Podemos o Podemos en el PP-A, algo que, en su opinión, tendrán que aclarar esas formaciones. Díaz ha señalado que no podría pactar con el PP porque lo que propone ese partido "no es bueno" para Andalucía, ni tampoco con Podemos, cuyos planteamientos son "irrealizables". "Mi acuerdo va a ser con los andaluces", según ha sentenciado Susana Díaz, convencida de que si hace las "cosas bien, como hasta ahora" y si sella con los andaluces una acuerdo por el bien de Andalucía, tendrá esa "mayoría amplia para ganar cuatro años de estabilidad y de recuperación para todos". Susana Díaz ha señalado que no va a permitir nunca que Andalucía sea moneda de cambio "de nada ni de nadie". Asimismo, ha querido dejar claro que tiene una "comunicación fluida" con el secretario general del PSOE-A, Pedro Sánchez, y, como todos los secretarios generales que ha tenido el partido, colaborará en la campaña de las elecciones andaluzas.