El coordinador general de IU Andalucía y candidato a la presidencia de la Junta, Antonio Maíllo, ha afirmado hoy que quiere ser "el primer presidente feminista" de la Junta y ha propuesto crear una Consejería de la Mujer que "tenga poder político y no solo sea una cuestión propagandística".

Feminismo, seña de identidad de la izquierda
Antes de participar en la manifestación por el Día Internacional de la Mujer en Sevilla, Maíllo ha declarado a los periodistas que el feminismo es "una seña de identidad de la izquierda" y que IU "no se resigna a la desigualdad que pone a la mujer, como lo está en Andalucía, seis puntos por encima en paro y con un 30 % de salario menos que los hombres".

Un gobierno feminista
"Frente a esas políticas de desigualdad hace falta un gobierno feminista en la Junta y un presidente feminista, y yo quiero serlo, el primer presidente feminista de la Junta, que dé un giro de 180 grados al Instituto Andaluz de la Mujer, que ha sido más propaganda que presupuesto", ha sentenciado el candidato de IU.

En su opinión, ese giro se tiene que reflejar en "políticas de igualdad que influyen en todo: sanidad, educación, vivienda y empleo" y que deben estar coordinadas por una Consejería de la Mujer "que tenga poder político y no solo sea una cuestión propagandística".

5 % para igualdad
Maíllo ha propuesto además dedicar el 5 por ciento del presupuesto anual de la Junta a "blindar las políticas de igualdad", algo que la Consejería de la Mujer supervisaría que se cumpliera en el resto de los departamentos del Gobierno andaluz.

Ruptura de la brecha salarial
Para ser un presidente feminista, ha dicho Maíllo, "no es necesario que sea un hombre o una mujer, simplemente que tenga claro cuáles son las posiciones de lucha de igualdad real de hombres y mujeres en todos los ámbitos de actuación", como los contratos de empresas publicas vinculados a la ruptura de la brecha salarial y a la promoción de la mujeres entre órganos de ejecución y gobierno.

Más mujeres docentes que hombres pero no más directores
"Estamos hablando de sectores de la economía andaluza con protagonismo mayoritario desde el punto de vista cuantitativo de las mujeres y donde después los puestos ejecutivos están ocupados abrumadoramente por hombres", ha dicho Maíllo, que ha puesto como ejemplo el caso de la educación, donde "hay más mujeres que hombres docentes pero más directores hombres que directoras".

Por ello, el candidato de IU ha propuesto que en la contratación del sector público para la obra pública para los contratos de la administración pública se tenga "muy en cuenta" que las empresas que sean contratadas "tengan garantizada la igualdad de salarios entre hombres y mujeres".

"Yo quiero una Andalucía en la que los machistas se tengan que meter en el armario y desaparezcan para siempre", ha dicho Maíllo, que ha apostado por "unas políticas claras de convicción, en las que se desarrolle no solo una igualdad formal, sino una igualdad real".

Defiende las cuotas en las listas
Ha defendido el sistema de cuotas en las listas electorales y ha criticado que el PP "no solo no crea en la igualdad, sino que frivolice con ella", al ser preguntado por la declaración de su candidato a la Junta, Juanma Moreno, que afirmó que "la Junta maltrata a las mujeres".

Moreno es un frívolo
"Me parece que tiene que utilizarse bien el lenguaje, porque se tiene que hablar de maltrato cuando realmente ha ocurrido, ya que está vinculado a la violencia de género, lo que demuestra que (Moreno) es un frívolo y un irresponsable y que no tiene ni puñetera idea de lo que es la política de igualdad", ha lamentado.

Ha asegurado que "este es el drama de la derecha, que no solo no cree en la igualdad sino que frivoliza con ella" y ha pedido al líder regional del PP que retire esta afirmación, que considera "absolutamente rechazable".