El tono derrotista del candidato se le escapa al candidato del PP andaluz a borbotones. O no cuida sus declaraciones públicas, o no está bien asesorado o simplemente trasluce su estado de ánimo sin poderlo remediar. La ciudadanía andaluza percibe a diario que Moreno no cree en un resultado positivo de él y su partido en las próximas elecciones. Si a eso se une lo que dicen las encuestas el resultado es demoledor. Es como si la dirección de la pre campaña de Moreno Bonilla la llevase un enemigo político o un experto con ninguna convicción más pendiente de que la caída no sea enorme que de ganar.

Justifica que no ganará por el adelanto electoral
Ya fueron muy sonadas las declaraciones de Moreno en una entrevista a el diario "El Mundo". El periódico lo dejó bien claro en su portada y entrecomillado: "Si Díaz no hubiera adelantado los comicios mi victoria sería segura'. Unas palabras que han dado mucho que hablar sobre la falta de convicción de Moreno en sus propias posibilidades. De una lectura adecuada de esas palabras se deduce que en el dirigente del PP da por perdidas las autonómicas y que busca justificación en el adelanto electoral. Además amplia su situación personal reconociendo que venir a Andalucía le ha supuesto un coste físico al afirmar que le "han salido canas desde que fui designado hace 10 meses.

Asegura que facilitará la Presidencia de la Junta a Susana Díaz
En es línea de arrojar la toalla hoy se ofrece para ayudar a Susana Díaz en el futuro pero no desde un gobierno por él presidio sino desde la oposición. Brinda su respaldo de escaños en una futura oposición asegurando que "facilitaría la Presidencia de la Junta a la candidata socialista, Susana Díaz, tras la celebración de las próximas elecciones autonómicas del 22 de marzo "si hay un paquete de reformas". "No voy a darle un cheque en blanco". Evidentemente ese es el discurso de quien sabe que no va a ganar y plantea en pre campaña propuestas de oposición.

Mal tono de campaña
En estas declaraciones de hoy al "Diario de Sevilla" ha incidido en que si Díaz no obtiene la mayoría de votos "que nadie cuente conmigo para ninguna historia rara: tiene que ser la presidenta desde el minuto uno". Cabe recordar que en diciembre pasado, en otra entrevista en esta caso a Onda Cero, invitó al PSOE a gobernar juntos en Andalucía ¡palabra de ganador!

¿Cambiará el tono de campaña y ese discurso pesimista? es de prever que alguien se lo hará saber.