La empresa Puleva ha comunicado hoy a los trabajadores su decisión de cerrar la planta de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, un cierre que afectará a unos 70 empleos directos, según han informado a Efe fuentes sindicales.

"Desmantelamiento industrial en la provincia"
Esta decisión se enmarca en "un grave proceso de desmantelamiento industrial que se está produciendo en la provincia de Sevilla", según las mismas fuentes, que han añadido que la compañía mantiene una reunión con el comité de empresa para informarles de la actuación.

Acuerdo con el grupo francés Lactalis
Representantes de la dirección de la empresa han trasladado hoy esta decisión a los miembros del comité de empresa. En 2010 Ebro Puleva acordó con el grupo francés Lactalis la venta de su negocio lácteo, Puleva Food, por un importe de 630 millones de euros y en 2011 se produjo el desmontaje de una de las dos líneas de producción que tenía en la planta de Sevilla.

Asegura que "mantendrá todos sus compromisos"
Lactalis asegura que “mantendrá todos sus compromisos con los ganaderos” que hasta ahora venían siendo proveedores de la leche empleada en la fábrica de Sevilla, y que a partir de ahora será procesada en la fábrica de Granada.