El grupo de trabajo constituido en el Parlamento para formalizar la creación de un Instituto Público de Crédito Andaluz propone, ha aprobado, con los votos de PSOE e IU y el rechazo del PP, instar a la Junta a crear por ley un Ente Público de Crédito como empresa pública con la forma de sociedad anónima.

Con naturaleza de empresa pública
El grupo ha aprobado su informe, en el que se propone que la Junta impulse la creación de un Ente Público de Crédito con naturaleza jurídica de empresa pública con la forma de sociedad anónima, cuya titularidad la ostente la Junta de Andalucía y sea constituida mediante ley del Parlamento andaluz, según han informado fuentes parlamentarias. Los objetivos de este Ente Público serían impulsar la puesta a disposición de autónomos, cooperativas y pymes un sistema financiero más amplio, eficiente, accesible y diversificado, y evolucionar jurídica y estructuralmente para su consolidación como banco público.

Buena idea del acuerdo de Gobierno
El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Mario Jiménez, ha explicado esta mañana junto al portavoz en Grupo de Trabajo para la creación de un Instituto Público de Crédito andaluz las conclusiones del mismo. Así, Jiménez ha destacado que fue una buena idea incluir esta iniciativa en el acuerdo de Gobierno porque “va a tener efectos prácticos positivos para una parte muy importante de los pequeños y medianos empresarios de Andalucía, que van a ser los principales beneficiarios” ya que “la financiación es uno de los grandes problemas”. Según ha explicado el portavoz socialista “ante esta realidad que atraviesan autónomos y pymes, que son el 90% del tejido productivo andaluz, decidimos impulsar desde PSOE e IU este grupo de trabajo que ha tenido una tarea ardua e importante en estos meses”. Las conclusiones van a permitir poner en marcha este instrumento que se creará por Ley en el Parlamento andaluz, que funcionará como una Sociedad Anónima y que concentrará todos los recursos financieros que en estos momentos manera la Junta de Andalucía, “para sistematizarlos, ordenarlos y ponerlos a disposición del tejido productivo y atender a la demanda”. “Los empresarios andaluces pueden estar más cerca de resolver y mejorar su capacidad de acceso al crédito” ha destacado Mario Jiménez.

El PP vota en contra
Jiménez ha recordado que el Partido Popular ha votado en contra del dictamen de este Grupo de Trabajo y “en contra de mejorar las condiciones en las que los empresarios andaluces desarrollan su actividad”. “El PP no tiene una orientación clara más allá de lo que todos vemos, jamás está en nada que pueda significar impulso para Andalucía y una vez más se sitúa al margen de las medidas que pueden significar avance para nuestra comunidad”.

El Grupo de Trabajo no ha entrado en analizar la compra de una ficha bancaria
El diputado y portavoz socialista en el Grupo de Trabajo, Francisco Vallejo, ha destacado que “hay un reto que debemos acometer y es colaborar para hacer fluir el crédito”. Además, ha resaltado que “en Europa hay más de 220 bancos públicos y España es de los pocos países que no cuenta con este instrumento”. Así, Vallejo ha afirmado que “lo que hemos acordado con IU es un proyecto ambicioso pero con un recorrido prudente y razonable” y ha lamentado que el PP no se haya sumado ya que “hemos planteado hacer algo que existe en todos los países europeos, hasta lo más liberales, como Inglaterra, Francia, Alemania y los países nórdicos”. Y ha puntualizado que “el Grupo de Trabajo no ha entrado en analizar la compra de una ficha bancaria” y que “la idea es crear algo ex-novo, sin hipotecas. Eso es una ventaja competitiva partir de cero y para ello habrá que conseguir una ficha bancaria nueva, que se solicitará al Banco de España”.