El portavoz del grupo socialista en el Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, ha calificado de "golfada" que el PP-A pretenda vincular el posible gasto en droga del exdirector general de Empleo del Gobierno andaluz Francisco Javier Guerrero con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, cuando por aquel entonces éste último "ni siquiera estaba en la Junta", a la par que ha dicho que Guerrero demandará a su exchófer, quien le acusó de gastar parte de las subvenciones de la Junta para los ERE en cocaína, copas y fiesta, así como a la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, por las valoraciones de ésta sobre el asunto.

"Una golfada"
En rueda de prensa en Huelva, Jiménez ha explicado que Díaz "como es normal" criticó, de confirmarse, "los hechos que se estaban comunicando en un medio de comunicación". Así, ha reiterado que ve "una golfada" que el PP-A trate de vincular al PSOE-A y al Gobierno andaluz con las declaraciones realizadas por el exchófer del exdirector general de Empleo del Gobierno andaluz Francisco Javier Guerrero.

Una persona con dificultades en el ámbito personal
En este sentido, el socialista ha subrayado que, si es verdad lo que se ha conocido, se trata de una declaración "esclarecedora" ya que de ser cierto, "estamos ante una persona" que tendría "dificultades en el ámbito personal muy graves" porque podría ser "una persona enganchada a la cocaína y eso explicaría todo", ha agregado.

 "Entre pillos anda el juego"
"Si es verdad, sería una persona en un proceso de degradación personal muy grave y a partir de ahí, quien en está en esa situación tiene un comportamiento irresponsable y que muchas veces roza lo ilegal, pero si es verdad lo que se publicó ayer, porque 'entre pillos anda el juego'", ha aclarado. De este modo, Jiménez considera que, de ser verdad lo que se conoció, esto significa "una ratificación de lo que decíamos hace mucho tiempo"; y sería "una serie de irregularidades que se cometen en el ámbito personal de este tal Guerrero".

Vincular al Gobierno andaluz
Por ello, el portavoz ha destacado que, tras conocerse la posible compra de cocaína, ahí "podrían estar las causas de ese comportamiento".  En consecuencia, se ha mostrado convencido de que lo que se pretende hacer por parte del PP-A es una "golfada", que trataría de vincular esto "un caso de degradación personal, si es verdad" con todo el Gobierno andaluz cuando se trata del "comportamiento de un individuo".

El PP-A solo se limita a atacar al PSOE
A su juicio, que el PP-A este lunes "no emitiera ni una sola palabra de condena al comportamiento presuntamente ilegal de Guerrero y se limitara a atacar al PSOE, da una idea de la estrategia espúrea en la que está el PP con este tema".

Pretenden vincular al Presidente
De ser cierto, "será condenable lo que se está conociendo del señor Guerrero, pero que se pretenda vincular al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, me parece una indecencia en la que ha caído el PP", ha subrayado. En este sentido, ha recordado que en el momento de estas ayudas Griñán "no estaba ni en la Junta, sino que era diputado por Córdoba", a lo que ha añadido que "ni siquiera estaba en la Junta".

Una indecencia del PP
 Para Jiménez, "parece que el PP-A no tiene nada que ofrecerle a los andaluces salvo el escándalo sobre este tema", y ha dejado claro que desde el PSOE estiman que, de demostrarse, el comportamiento de Guerrero habría sido "indeseable e indecente"

"Todos iguales ante la ley"
De otro lado, preguntado por el informe policial del Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional en el que se considera que Iván Chaves puede estar vinculado a una "trama de tráfico de influencias" por sus negocios con la Junta de Andalucía cuando la presidía su padre, Jiménez ha remarcado que sobre "las obsesiones de algunos medios de comunicación prefiere no hablar". "En este país todos somos iguales ante la ley", ha enfatizado Jiménez, que ha hecho hincapié en que "al PSOE le parecerá bien lo que diga la ley".