Hernández, quien ha trasladado que espera que se cumplan las expectativas y se produzca una interlocución positiva, ha indicado que el acta de conclusiones que salga de la cumbre se incluirá para su lectura en el orden del día de la próxima reunión de la Junta Rectora del parque natural Cabo de Gata-Níjar, que, sin embargo, ha declinado acudir.

No irá el primer edil
Tampoco va a concurrir a la convocatoria del primer edil, que asumió la Alcaldía después de las elecciones municipales celebradas en mayo de 2011, la organización conservacionista Greenpeace y la Junta de Andalucía, cuyo consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, se mostró tajante sobre la propuesta al señalar que "no ha lugar" a ningún tipo de reunión, "sino a que la justicia se pronuncie para poder trabajar en la recuperación de este espacio".

No irán mientras sea paraje urbanizable
Por su parte, la organización ecologista Greenpeace trasladó a través de la cuenta de 'twitter' de su responsable de la Campaña de Costas, Pilar Marcos, que no acudiría a ninguna reunión con el alcalde ni con la empresa promotora del hotel de El Algarrobico mientras el planeamiento urbanístico del municipio clasifique el paraje como urbanizable.

"Para conocerse"
Azata del Sol, que sí confirmó su asistencia, sostiene que la reunión "será buena" aunque sólo sea "para conocerse personalmente" y, de este modo, afirmó su director general, José Rodríguez, "conocer, de manera directa, las posiciones de unos y otros ya que estamos dispuesto a escuchar y hacernos escuchar".

Protocolo de colaboración
El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y la exministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, suscribieron a mediados de noviembre de 2011 un protocolo de colaboración para proceder a la demolición y a la posterior recuperación de la playa de El Algarrobico "una vez se produzca un pronunciamiento judicial favorable y firme".

Ultima resolución
La última resolución sobre el hotel de una veintena de plantas y 411 habitaciones, paralizado desde 2005, ha sido un auto del juez de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería en el que se rechazaba ordenar la ejecución provisional de la sentencia que declaró en septiembre de 2008 la nulidad de pleno derecho de la licencia municipal de obras. El fallo está recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).