Primer revés orgánico sufrido por la líder andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, que hoy no ha logrado sacar adelante su propuesta crítica con el modelo de primarias impulsado por la dirección nacional del partido. El Consejo Ciudadano Andaluz de Podemos, máximo órgano de dirección política del partido en la región, reunido este sábado en Cádiz, no ha aprobado una resolución promovida por la secretaria general del partido en Andalucía, crítica con el proceso de primarias que ha aprobado la dirección de la formación morada para configurar su candidatura de las elecciones generales: un formato que los críticos consideran excesivamente piramidal pues se votaría una lista para toda España, lo que anularía prácticamente la autonomía de los territorios para proponer sus propias listas y garantizaría la elección de Pablo Iglesias como cabeza de lista. Aunque por poco, la propuesta de Rodrígez no ha salido adelante. Así lo han trasladado a Europa Press fuentes de Podemos presentes en el encuentro, que ha arrancado pasadas las 11,00 horas en un centro escolar gaditano, y que han precisado que la resolución no ha salido adelante al sumar 15 votos a favor y otros tantos en contra. APRETADO EQUILIBRIO DE FUERZAS El propio resultado de la votación pone por primera vez de manifiesto la relación de fuerzas en la dirección andaluza del partido al evidenciar su división en un asunto de crucial importancia estratégica. Y no sólo estratégica. Para Rodríguez y quienes piensan como ella, una excesiva centralización en el modo de dirigir el partido y de organizarse éste puede dañar de forma irreparable su propia identidad, diferenciada del resto de organizaciones políticas convencionales no solo en sus propuestas programáticas sino también en su horizontalidad como método de toma de decisiones. Pero también hay otras diferencias de fondo con las posiciones de dirigentes como Íñigo Errejón o el propio Pablo Iglesias. Rodríguez estaría en posiciones ideológicas situadas más explícitamente a la izquierda que el bloque mayoritario de la dirección nacional, y eso puede ser un problema de cara a las generales de finales de año. Una gestión inapropiada del poder parlamentario obtenido en las autonómicas, donde Podemos logró 15 diputados, puede ser un lastre para el crecimiento del partido, cuyos puentes no ya de entendimiento, sino de mero contacto con el Partido Socialista de Susana Díaz están hoy por hoy dinamitados. Cabe recordar que Rodríguez se ha posicionado a lo largo de esta semana en contra del proceso, contra el que de hecho votó en el Consejo Ciudadano estatal que acabó aprobando las primarias, porque, a su juicio, "es una obligación conseguir un marco de decisión más cercano al territorio". ESPACIOS DE AUTONOMÍA Asimismo, ha explicado que su postura pasa por "defender el interés de la organización en Andalucía", que busca "espacios de autonomía y decisión propia", aunque "siempre pensando en una dinámica más general". Y es que, para Teresa Rodríguez, hay que intentar acercar los procesos de decisión a los territorios, "conseguir más cercanía", mientras que entiende que "hay un equilibrio complejo entre una organización con año y medio de vida y la necesidad de arraigarse al territorio, de poner los pies en el suelo", si bien asume que "es necesario controlar desde el centro el proceso para que no haya disfunciones", también se ha declarado celosa "con los espacios de toma de decisiones propios de Andalucía". Entre los objetivos de la reunión del Consejo Ciudadano Andaluz figuraba el que los 34 miembros que componen este órgano de Podemos fijaran la posición del partido en la comunidad frente a estas primarias, si bien la reunión también tenía previsto abordar otras cuestiones internas relacionadas con la organización y la coordinación de sus órganos y círculos. PRIMARIAS El proceso de primarias para conformar las candidaturas de Podemos para las próximas elecciones generales ha arrancado este viernes y han sido interpretadas por parte de algunos sectores como un intento de la dirección nacional de controlar la elaboración de las listas. Los candidatos individuales y equipos que aspiran a formar parte de las listas de Podemos pueden recoger avales desde este viernes, aunque para registrar sus candidaturas tendrán que esperar hasta el lunes 6. Una vez finalizado el plazo para recoger avales --el día 8-- y para registrarse --10 de julio--, tendrá lugar la presentación de todos candidatos que competirán por un puesto en las listas, el día 13 de julio. Posteriormente se celebrarán las votaciones, entre el 17 y el 22 de julio, y por último, el 24, se darán a conocer los resultados. Estas primarias comienzan apenas cuatro días después de que el secretario Político y número dos del partido, Íñigo Errejón, anunciara el reglamento y el calendario de este proceso, que fueron aprobados por la dirección nacional del partido en la reunión que celebró en Madrid el pasado sábado, pero sin el apoyo unánime de todos sus integrantes.