El medio centenar de presos etarras que cumple condena en las prisiones gaditanas de Puerto I, Puerto II y Puerto III —en El Puerto de Santa María— y la de Botafuegos —en Algeciras— están, tras el comunicado de ETA, en una "calma tensa" a la espera de que "muevan ficha" desde la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

"No les ha cogido por sorpresa"Fuentes penitenciarias han indicado  que, a su modo de ver, los reclusos etarras "esperaban" el comunicado de la banda terrorista. Consideran que "no les ha cogido por sorpresa" al tener contacto con el exterior, ya que "llaman a sus casas y demás".

Movimiento de ficha
Según las mismas fuentes, su estado generalizado podría definirse ahora como "de calma tensa a la espera del movimiento de ficha de lo que ellos quieren, que, lógicamente, es su acercamiento a prisiones del País Vasco".