Podemos ya tiene ‘su PSC’ como el PSOE viene teniendo el suyo: un partido hermano pero que vuela por cuenta propia. El PSOE lo tiene en Cataluña y a Podemos le ha salido en Andalucía. Hasta la terminología y los conceptos parecen calcados de los socialistas catalanes: "Necesitamos cotas de autogobierno, de autonomía y de soberanía; la dirección podrá arbitrar sus procesos de deliberación interna y marcarse su propia agenda".

Son palabras de la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, que este martes en rueda de prensa no ha querido dejar margen alguno a la ambigüedad o las interpretaciones equívocas: "Seremos una organización autónoma dentro de Podemos, con estatutos, CIF y censo propios".

Una aliada confederal

Y así le será “notificado” formalmente a la central de Podemos al frente de la cual está Pablo Iglesias, que paradójicamente tiene en Rodríguez a una de sus aliadas más estrechas. La paradoja se deriva, entre otras cosas, de que a Iglesias se le atribuye una concepción fuertemente centralista del partido y de su organización.

En todo caso, ha aclarado la líder de Podemos Andalucía, “no es un capricho, sino un mandato asambleario hecho por más de 17.000 inscritos” que han participado en las primarias donde Rodríguez arrasó a sus rivales. El objetivo final de Podemos Andalucía es que el partido morado sea una organización “confederal, descentralizada y donde los territorios cuenten”.

Un programa pero varios discursos

¿Y en qué se concretarán esas ‘cotas de soberanía’? En todo. En las estrategias electorales, en la elaboración de las listas, en el diseño de las campañas, en la concreción de los discursos… "El mismo programa pero distintos discursos porque la pluralidad es un valor esencial", según palabras de Rodríguez, que ha avanzado también que, contrariamente a lo ocurrido hasta ahora, la suya no será “la única cara” visible del partido.

En cuanto a la dicotomía calle/instituciones, que ha sido uno de los ejes del debate de primarias entre las tres candidatas, Rodríguez no se ha mostrado muy explícita, pero sí muy ‘política’: “Apostamos por una síntesis creativa entre las instituciones y la movilización”.

Listas abiertas, votos cerrados

El futuro Consejo Ciudadanos Andaluz salido de la II Asamblea pretende combinar pluralidad y cohesión, si bien de los 34 miembros que lo componen, 27 pertenecerán al equipo de Teresa Rodríguez --la totalidad de la lista que presentaba-- mientras que los otros siete son de las otras dos candidaturas que concurrieron.

En principio se trataba de listas abiertas donde los votantes podían elegir los nombres a su gusto, pero lo cierto es que la mayoría de ellos depositaron sin voto en clave de ‘listas cerradas’, es decir, poniendo la confianza en un líder y respaldando automáticamente los nombres que ese cabeza de lista llevaba en su candidatura.

Un malentendido

Más allá de la literalidad de lo dicho por Rodríguez, su rueda de prensa generó no poco revuelo durante algunas horas al dar pie a interpretaciones periodísticas tan alejadas de la realidad como que Podemos Andalucía pretendía constituirse como partido independiente de la organización nacional.

Los servicios de prensa del partido tuvieron que emplearse a fondo desde Sevilla para deshacer un malentendido que había llegado a oídos de la dirección nacional, donde en algún momento no llegaron a estar completamente seguros de cuáles eran las verdadera intenciones de Rodríguez.

Fuentes del partido, matizaron a EL PLURAL.COM que la organización andaluza quiere marcar un perfil político y organizativo propio, y así lo ha venido manifestando la secretaria general durante la campaña de primarias, pero siempre en el marco de los presupuestos ideológicos de la formación morada.