La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, ha señalado este lunes que el debate a tres bandas que tendrá lugar entre los candidatos de PP, PSOE e IULV-CA supone "una foto en blanco y negro" que muestra "el hueco entre ciudadanía e instituciones" y la "crisis de legitimidad que tiene las organizaciones tradicionales", a las que ha acusado de no haber sido "lo suficientemente flexibles para atender una nueva realidad". En declaraciones a los periodistas tras reunirse con representantes de colectivos de inmigrantes en Roquetas de Mar (Almería), Rodríguez ha lamentado que su formación finalmente no pueda participar en el debate que televisará Canal Sur "pese al especial interés de la sociedad andaluza" que "quería ver cómo se confrontaban las propuestas de Podemos" con las de las demás formaciones. Rodríguez, quien seguirá junto con su equipo el debate en un hotel sin interferir en el mismo mediante la redes sociales, ha apuntado que su partido va a "cubrir ese hueco" a través de un espacio alternativo este martes en la Plaza de la Concordia de Jaén,, donde se va a "atender a la voluntad de los ciudadanos" puesto que éstos podrán "trasladar su presuntas sobre le programa" y comentar el debate previsto para este lunes. En cualquier caso, ha criticado la "miopía" y "rigidez" existente a la hora de plantear el debate y no permitir la entrada de su partido cuando, a su juicio, la realidad social ve "la necesidad de que Podemos entre en las instituciones". "Hay fuerzas emergentes como la nuestra que están enganchando con la voluntad de cambio de la ciudadanía", ha remarcado. La candidata de Podemos ha incidido nuevamente en la "crisis muy potente" que existen el bipartidismo como resultado de la "situación de emergencia social" y de la aplicación de "políticas de austeridad" que han llevado, finalmente, a una "pérdida de credibilidad de las grandes organizaciones", unido a otros asuntos como "la corrupción, la falta de transparencia y la falta de conexión con la ciudadanía". Ante este panorama dibujado por la aspirante, ha recalcado la intención de Podemos de "acabar con esa situación" y ser los "depositarios" de la confianza de los ciudadanos para "acabar con el divorcio entre las instituciones y la ciudadanía". No obstante, ha apelado a la "responsabilidad" de las organizaciones políticas a la hora de plantear "acuerdos" para "cumplir objetivos". "Si encontramos fuerzas disputas a declarar la emergencia habitacional y a tomar cartas al respecto, a paralizar los recortes en educación, sanidad y dependencia, y a articular un modelo productivo propio, rico en empleo y sostenible, evidentemente llegaremos a acuerdos", ha apuntado Rodríguez, quien ha recordado que la opción de alcanzar pactos poste lectora les será sometida a referéndum entre los participantes de la formación. La líder de la formación, que durante la jornada va a mantener un encuentro con seguidores en El Ejido y va a ofrecer un mitin en la capital, ha condicionado los posibles pactos a un "cambio de 180 grados" en las políticas de los partidos tradicionales, sobre los que pese a todo, es "bastante difícil confiar" pues son "los que han llevado a la política de casos de corrupción y se han enriquecido", "los que han rescatado los bancos y han abandonado a las familias" y han introducido en el país en una "espiral de endeudamiento", por lo que "borrarles el expediente es bastante complicado". Por otra parte, la candidata, acompañada por la 'número 3' de la lista de Almería, Nadia Azougagh, ha hecho un balance de los primeros tres días de campaña en la que "los dos grandes partidos hacen gala de un despliegue de medios económicos" frente a los eventos que Podemos realiza "en plaza pública", lo que ha señalado como un elemento diferenciador al advertir el "miedo" que pueden sufrir PP o PSOE a que "determinados colectivos o personas descontentas puedan acercarse a interpelarlos". "Espero que no tengamos que escondernos detrás de un pabellón o un palacio de congresos entrando por la puerta de atrás para trasladar nuestras propuestas", ha manifestado Rodríguez, quien ha contrapuesto el "alto coste" que tiene para las grandes formaciones esta campaña frente al "derroche" que hace Podemos "de gente" que participa en los círculos y acude a los actos "sin cobrar salario y sin ser plantilla del partido".