Ganemos Córdoba, la marca de Podemos en la ciudad andaluza, ha puesto ocho condiciones para apoyar los presupuestos del Ayuntamiento elaborados por el PSOE e IU para este año. El Ayuntamiento de Córdoba está gobernado por la regidora socialista, Isabel Ambrosio y aunque la marca de Podemos apoyó su investidura, no quiso formar parte del equipo de Gobierno.

Condiciones
Ganemos ha pedido una auditoría económica y social de la deuda, la reducción del gasto energético, el impulso al pacto de la economía social y solidaria y el replanteamiento de grandes eventos culturales, según un comunicado de la formación política, cuyos cuatro concejales permitieron el gobierno local entre PSOE e IU. Además, la "asamblea decisoria" celebrada hoy también ha pedido la renegociación y reducción de préstamos bancarios, una planificación urgente de los recursos humanos de los servicios municipales, la recuperación de la Escuela Félix Ortega como espacio para la ciudadanía y la dotación de partida la realización del plan transversal para la igualdad.

La vicepresidenta de la asociación Ganemos Córdoba, Ana Ferrando, ha resaltado el "proceso histórico sobre debate y decisión colectiva de la ciudadanía en materia presupuestaria".

Aumento en servicios sociales
El pasado 18 de diciembre, los dos socios de gobierno municipal aprobaron el anteproyecto de presupuestos de Córdoba con unos ingresos previstos de 395,7 millones de euros y unos gastos de 395 millones, incluyendo un aumento de un 23 por ciento en servicios sociales y un 29 por ciento en planes para el fomento del empleo. Ganemos Córdoba ha explicado las partidas en su asamblea local, cuyos miembros han aportado hasta 37 nuevas propuestas, ocho de las cuales se han formalizado hoy como condicionantes para que la marca blanca de Podemos en la ciudad dé luz verde a los presupuestos antes del próximo mes de marzo.