El Grupo Parlamentario de Podemos Andalucía ha pedido este lunes la readmisión de los siete teleoperadores despedidos en el mes de agosto del servicio público de emergencias sanitarias 061, que gestiona la empresa Ilunion a través de una concesión de la Consejería de Salud, por entender que se vulnera el derecho a la huelga de estos trabajadores, que mantenían un encierro a modo de protesta desde hace cinco meses para reivindicar el cumplimiento del convenio colectivo en vigor. Según ha explicado el portavoz de Salud de Podemos en el Parlamento, Juan Antonio Gil, la decisión adoptada por la empresa es "especialmente grave porque atenta contra un derecho constitucional". Gil ha recordado además los resultados del informe de la Inspección de Trabajo que tuvo lugar la pasada semana y según el cual "se reconocen las deficiencias laborales denunciadas por los trabajadores". En este sentido, el colectivo en huelga ha enumerado numerosas carencias en un servicio público "de vital importancia" como el hecho de que la sala de coordinación funcione "con un gran número de personal de bolsa sin experiencia e incluso con personas que no han superado el curso de formación". Por último, el parlamentario malagueño ha pedido explicaciones al consejero de Salud, Aquilino Alonso, quien mantiene un "silencio sospechoso e irresponsable ante un caso grave de precariedad laboral y pérdida de calidad de un servicio público del que es directamente responsable la Consejería que dirige". "Si de verdad le preocupa la salud de los andaluces y el cumplimiento de la legalidad laboral, debe actuar de manera urgente para que los ciudadanos dispongamos del servicio 061 que merecemos", ha concluido Gil.