El grupo parlamentario de Podemos Andalucía propondrá en el siguiente periodo de sesiones una reforma del reglamento del Parlamento andaluz para que "tenga sentido de época" y se ajuste "a la realidad más plural" que desde las pasadas elecciones autonómicas experimenta la comunidad; toda vez que actualmente, "prima el hooliganismo" en los plenos de la Cámara andaluza y el reparto de dietas "no es proporcional" a la situación de los representados. En rueda de prensa, la secretaria general del partido y portavoz parlamentaria, Teresa Rodríguez, ha explicado que quieren cambiar las formas de los debates plenarios para que no estén "encorsetados", que "aburren hasta a las ovejas" y no permiten el intercambio de opiniones en pos de sacar ideas en positivo de la ciudadanía. "El Parlamento se debate entre el hooliganismo de los plenos y el desierto del resto de días", ha reprochado la portavoz de la formación morada, quien también ha reclamado que esa reforma del reglamento contemple una reforma del sistema de dietas que reciben los diputados, para que se justifiquen y sea proporcional, cuando ha censurado que el Parlamento "gaste 1,5 millones de euros al año" en este concepto. Así las cosas, ha criticado que la dinámica del debate parlamentario se base en que "uno tiene que dar un zasca más gordo que el anterior" y "ser capaz de desarrollar sus habilidades de oratoria para dejar al otro con la palabra en la boca". Esto, ha apostillado Rodríguez, "no son normas propias de un sistema democrático". En cuanto al fondo del debate, la portavoz de Podemos ha criticado que se usen argumentarios de partido "para cuestiones que son puramente institucionales" y que requieren "una respuesta seria a lo que se plantea". A su juicio, esta fórmula es más propia de "vieja política y de platós de televisión". De esta manera, Podemos defiende una reforma del reglamento de la Cámara que haga los debates más interesantes y tengan más audiencia porque "no nos resignamos a convertir el pleno del Parlamento en un espacio en el que uno se aburre tanto que acaba jugando al Candy Crush". Además, ha advertido del "bloqueo permanente" al que el PSOE-A somete las cuestiones de la oposición o de la sociedad civil, y ha señalado que esa reforma también debe recoger que el Parlamento "sea un espacio de debate constructivo y de control legítimo de las fuerzas políticas que estamos aquí gracias al apoyo ciudadano". En este sentido, la propuesta que planteará Podemos en el próximo curso, en la que aún están trabajando, recogerá debates parlamentarios en los que los partidos no lleven sus posturas "de antemano desde casa" para facilitar el debate y el diálogo, que "para eso es el Parlamento, para parlamentar". DIETAS Asimismo, Podemos Andalucía quiere que la Cámara andaluza sea una institución "con sentido de época" cuando ha rechazado que se gaste al mes unos 127.400 euros en dietas, "teniendo en cuenta la procedencia de cada diputado y que, si no vienen, siguen cobrando". Esto suma un montante anual de 1,5 millones de euros al año, según los datos que ha expuesto Teresa Rodríguez, que ha defendido que tiene que haber "una propuesta equilibrada de dietas donde los diputados tengan que justificarlas". "No pueden ser un privilegio ni ahorro porque les aleja de sus representados", ha añadido. En este punto, ha invitado a todos los partidos del arco parlamentario a que donen las dietas del mes de agosto que no se gastan. "No queremos dejar a los diputados en la indigencia, pero no es razonable que se cobren esas dietas en agosto ni que se paguen sus vacaciones con ellas", ha expuesto la líder andaluza de Podemos al explicar que este extremo también se debe estar recogido en la reforma del reglamento. Por último, Rodríguez ha exigido al PSOE-A "medidas concretas y serias, queremos salir de la dinámica de la máquina de propaganda electoral del PSOE-A con esos titulares grandilocuentes que luego se quedan en nada", al tiempo que ha reclamado al Gobierno andaluz que cuando presente una medida legal "nos diga de donde va a salir el dinero". Ha dicho estar a favor en la lucha por una financiación justa, "pero primero seriedad entre los grupos", ha zanjado.