Checa, organizador de la feria con expositores dedicados a los homosexuales que se celebra en Torremolinos (Málaga) Expogays, se ha reunido con el alcalde de Moclinejo, el 'popular' Antonio Muñoz, y se ha llevado "una sorpresa negativa".

Reacio a las propuestas de Checa
El Ayuntamiento está de acuerdo con la construcción de 50 viviendas para homosexuales que se comercializarían en Expogays, pero es reacio a las propuestas de Checa con respecto a los contenidos que deberían integrar el hipotético destino gay, como un parque cerrado de sexo.

"Por miedo al qué dirán"
"Sólo construyendo 50 casas no se hace un destino para gays; yo soy gay y sé lo que necesita la comunidad", ha señalado el empresario, que ha lamentado que el Consistorio de Moclinejo no aproveche esta oportunidad "por miedo al qué dirán".

No se involucrará si no hay una apuesta decidida
Checa ha recordado que había entregado al Ayuntamiento un borrador de colaboración y prestación de servicios a través de Expogays para ese futuro destino turístico, pero ha afirmado que no se involucrará en el proyecto si no hay una apuesta decidida por parte de la corporación municipal. "Moclinejo tiene que decidir en pleno si quiere ser una ciudad gay, porque esto no puede ser un nuevo Chueca con problemas de convivencia con los vecinos, y yo no puedo comercializar el destino y que después vaya la gente allí y la apedreen", ha argumentado el empresario.

Críticas a los políticos
Ha precisado que si la iniciativa no sale adelante sería "una lástima, ya que estamos hablando de muchos puestos de trabajo", y ha criticado que los políticos no se den cuenta de lo que hace falta y estén pendientes del "qué dirán en lugar de crear empleo, que es para lo que han sido elegidos".

600 casas, un parque y una residencia
La propuesta de Checa pasa por la ejecución de 600 casas, un parque cerrado con un chiringuito para ligar y una residencia para la tercera edad para homosexuales.