Los concejales del Grupo Municipal de Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) en el Ayuntamiento de Marbella, Enrique Monterroso y Miguel Díaz, han mostrado su satisfacción ante el acuerdo adoptado por unanimidad de la Corporación Municipal en el Pleno Extraordinario celebrado a instancias de los grupos de la oposición. Gracias al consenso logrado se aparca la polémica de los rascacielos, una vez que el acuerdo deja sin efecto las modificaciones urbanísticas aprobadas en solitario por el PP el pasado mes de noviembre y que se encaminaban a posibilitar la construcción de rascacielos en el municipio.

Se impone la cordura frente a la ambición
Monterroso ha asegurado que “al final se ha abierto paso la cordura. Gracias a la implicación y a la voz de protesta de la ciudadanía Marbella sale ganando, se impone el modelo urbanístico que ha configurado nuestras señas de identidad como ciudad y marca turística de primer nivel, frente a la ambición y el urbanismo a la carta, al dictado de los interés particulares de determinados promotores que abandera el PP”.

Un retroceso al urbanismo depredador y del pelotazo del GIL
El portavoz de IU ha abundado en este sentido considerando que “ha quedado claro que la alcaldesa puede tener la mayoría absoluta, pero no la mayoría social; es necesario romper con un gobierno que no cuenta con los vecinos y comenzar a tomar las decisiones de forma participada”. Monterroso ha calificado el impulso del PP al proyecto de los rascacielos como, “un retroceso a la época del urbanismo depredador y del pelotazo del GIL”, a la vez que ha pedido a la alcaldesa que “tome nota y a partir de ahora la gestión urbanística se realice con transparencia, consenso y orientada a resolver los problemas sociales en materia de vivienda, equipamientos o accesos que a satisfacer la voracidad de grupos de interés económico”.

Una derrota de Muñoz
Por su parte Díaz entiende que “el cambio de opinión de la alcaldesa no se motiva en que haya visto la luz y ahora piense que los rascacielos que hace solo un mes eran beneficiosos para Marbella han dejado de serlo, el cambio de voto de hoy es una derrota de Muñoz, que apostó y se comprometió con un proyecto negativo para el interés general y que ha provocado una gran crispación social, la alcaldesa se cae de las torres en las que quería encumbrarse por debilidad política y falta de apoyo social, no por convicción”.

Fractura social existente entre la ciudadanía y Ángeles Muñoz
Díaz tiene claro que “los rascacielos han puesto de manifiesto la fractura social existente entre Ángeles Muñoz y la ciudadanía, a la vez que este conflicto deja a la alcaldesa invalidada como interlocutora frente a los promotores que quieran plantear proyectos futuros, pues sus carencias de un modelo de ciudad bien definido y su indecisión en materia urbanística han quedado al descubierto”.

Creación de una plataforma ciudadana contra los rascacielos
Desde IU se felicita de forma especial a la plataforma ciudadana contra los rascacielos, un ejercicio de implicación ciudadana que fortalece nuestra democracia local; IU desde el inicio de esta polémica planteó la necesidad de que se crease una plataforma, el trabajo realizado tanto en el municipio como en las redes sociales ha sido una de las principales razones para la marcha a tras de Muñoz”.

"Los rascacielos han zarandeado el modus operandis político del PP"
Díaz se congratula de que “los rascacielos hayan agitados las conciencias de la vecindad, han zarandeado el modus operandis político del PP, siempre desde la opacidad, de espaldas a la ciudadanía y en favor de los intereses particulares, confiamos en que se habrá una nueva etapa en el municipio, caracterizada por la implicación de la ciudadanía en los asuntos de interés local y la toma de cesiones política”.