El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha alertado hoy de que hasta el final de la legislatura ya no queda tiempo para aprobar en la Cámara reformas del sistema electoral, ni la presentada por el PP, ni tampoco para una hipotética reforma llegada desde el Parlamento de Andalucía.

Susana Díaz y su propuesta de reforma electoral
Así se ha pronunciado Hernando en una rueda de prensa en el Congreso al ser preguntado por la posibilidad de que la presidenta andaluza, Susana Díaz, lleve adelante su propuesta de una reforma electoral para instaurar el sistema de doble vuelta, iniciativa adelantada en su discurso de investidura.

Quedan cuatro o cinco plenos
Hernando ha dicho desconocer si Díaz tiene intención de llevar próximamente esa iniciativa al Congreso, aunque ha alertado de que a estas alturas de la legislatura, cuando apenas restan cuatro o cinco plenos, ninguna iniciativa remitida por un parlamento autonómico se va a poder tramitar.

Mensaje al PP
"No creo que haya plenos suficientes", ha asegurado Hernando, que ha añadido que él personalmente no ha hablado de este asunto con los dirigentes socialistas andaluces, aunque está convencido de que la Comisión Ejecutiva del PSOE sí lo habrá hecho. Mensaje que el portavoz socialista también ha lanzado al PP, que esta semana ha registrado en el Congreso una solicitud de creación de una subcomisión de estudio para esa reforma electoral. "Quedan aproximadamente entre cuatro y cinco plenos, por lo tanto cualquier iniciativa que se refiera a la reforma del sistema electoral es imposible tramitarla", ha insistido.

Un asunto "capital" que debe ser tratado con más tiempo
Hernando ha reconocido que el sistema electoral vigente necesita una reforma, sobre la que además hay bastante consenso social, aunque considera que para abordar un asunto "capital" para la democracia es necesario "tiempo" y una "reflexión suficiente". A su juicio, la prioridad del PSOE es que haya "listas cremallera", que se desbloqueen las candidaturas y que se suprima el voto rogado para los españoles en el exterior, aunque no descarta debatir sobre otros puntos como la segunda vuelta.

"Esto debe partir de la reflexión, de la puesta en común de las diferencias posturas de los partidos y el tiempo suficiente, y ahora lo que no hay es tiempo", ha alertado.