Los 57 vigilantes de sala del Museo Ruso de Málaga y del Centro Pompidou del puerto de Málaga cobran 467 euros al mes. Están subcontratados a través de una Empresa de Trabajo Temporal, Atlás -filial de Adecco-, según ha revelado hoy la cadena SER en Málaga citando fuentes cercanas a la dirección de ambos centros. Algunos  de estos empleados cuentan con varios masters y son profesores de arte titulados, dice la cadena en la información publicada en su web. La información de la cadena recoge que a este bajo sueldo, "se ha añadido un problema en el pago de la primera nómina: un error técnico de la ETT habría ocasionado (según denuncian algunos trabajadores) que el primer mes hayan cobrado solo la mitad del sueldo. Según les ha confirmado la empresa, esta espera poder abonar el resto del salario en unos días". Por su parte, prosigue la información, el Ayuntamiento de Málaga se desentiende y asegura que "todo esto es cuestión de la subcontrata". Las fuentes consultadas por la SER detallan que el consistorio se limita a realizar un pliego de contratación de servicios a la que se presentan las diferentes ofertas y que, en este caso, se adjudicó a Atlas quien se encargó de la selección de personal, las entrevistas personalizadas y la elección final de los empleados. La primera nómina de los agentes de sala -encargados de vigilar que ningún visitante toque las obras de arte- fija su sueldo en 3,95 euros por la hora de trabajo "que junto a la paga extra prorrateada, una mejora voluntaria y un complemento de servicio se eleva a 5 euros". Las mismas fuentes cercanas al Ayuntamiento de Málaga han indicado desconocer el sueldo que perciben estos empleados y trasladan"cualquier reclamación o queja" a la empresa que se ha encargado de la subcontrata, concluye la información de la cadena SER.