El exalcalde de Jerez de la Frontera (Cádiz), Pedro Pacheco, ha asegurado que la venta del solar de la antigua estación de autobuses estaba "santificada" por los concejales que integraban el consejo de administración de Empresa Municipal del Suelo (Emusujesa), el Pleno del Ayuntamiento jerezano y el interventor. En el tercer día del juicio que acoge la sección octava de la Audiencia Provincial por el caso de la venta de la antigua estación de autobuses de Jerez, Pacheco ha advertido que "nunca interfirió hacia abajo" en las líneas del aparato "directivo" durante su gestión al frente del Ayuntamiento durante más de 20 años, porque era el "responsable político" y tenía un equipo técnico "impresionante". Además, el exalcalde --que ha estado declarando durante casi dos horas al tribunal-- se ha desvinculado de la elaboración de los informes de valoración y de venta de la finca que realizaron los técnicos en el proceso en los que tenía depositada su "total confianza". En este sentido, ha insistido a las preguntas del fiscal anticorrupción, que ni "estaba capacitado, ni tenía tiempo" para dedicarse a esos procesos técnicos, porque en esa etapa --entre 2004 y 2006 y como delegado de política territorial en ambos pactos PP-PSA y PSOE-PSA-- tenía a su cargo "400 actuaciones urbanísticas". Por ello, ha explicado que no se inmiscuyó en las tareas de tasación del solar, porque "cada uno tenía sus responsabilidades", y ha indicado que la finca "estaba perfectamente valorada" en 1.783.000 euros, puesto que haber encargado una nueva tasación al año siguiente para su venta "hubiera sido peor" para el Ayuntamiento de Jerez, porque "habría valido menos", ya que "los bienes se deprecian como las personas". ¿PUBLICIDAD? EL BOCA A BOCA Frente a las manifestaciones del exalcalde, la Fiscalía mantiene en su escrito de acusación, tras haber encargado un peritaje a la Agencia Tributaria, que el valor de dicha finca con una estación de autobuses de 32 años se hubiera elevado al año siguiente a los 4,5 millones. Preguntado por la ausencia de los principios de publicidad y concurrencia, que recogen los estatutos de Emusujesa, para la venta de la parcela transferida para promover un centro comercial de ocio en el solar de la estación de autobuses, Pacheco ha señalado que entiende que "venían dados" por las "notas de prensa" que se emitieron, el "boca a boca" y el folleto publicado por el Consorcio Ferroviario anunciando la construcción de la nueva estación de autobuses. El exalcalde Jerez --que actualmente cumple una condena de cinco años y medio de prisión en Puerto III-- ha dicho que "no sabe" por qué alguna de las ofertas presentadas iban a su nombre y ha recalcado que él "no recibía nada" y que estas llegaban a la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y Emusujesa, que compartían el mismo edificio. "HOY EN DÍA ES MI AMIGO" Asimismo, Pacheco ha indicado que si el entonces gerente de Emusujesa --para el que el fiscal pide también siete años de prisión-- se decantó por la oferta de Ingeniería Jienense era "porque sería la mejor", pero ha negado que él previamente hubiera mantenido "contactos" con su administrador, Ángel Monereo, o que le comentara al exalto cargo municipal que "parecían gente seria". El exalcalde de Jerez sí ha reconocido que aunque "lo conocía", en ese momento no mantenía amistad con el empresario José Luis López 'El Turronero', --que también se sienta en el banquillo por esta presunta operación fraudulenta-- y ha relatado que "hoy en día es mi amigo" y como tal lo ha visitado en el "centro residencial de Puerto III", añadía con un toque de humor. Pacheco también ha admitido que cuando se cerró la operación de venta en abril de 2006 "no leyó" las escrituras, ya que "firmaba 25 escrituras en cinco minutos" y "no le correspondía y no tenía tiempo de revisar" un documento que estaba avalado por el gabinete jurídico del Ayuntamiento. El exalcalde, que durante el interrogatorio se ha levantado en un par de ocasiones para "estirar las piernas", ha asegurado que "no le consta" que el mismo día en el que se firmaran las escrituras de la compra del solar el administrador único de Ingeniería Jienense vendiera una parte de la finca "a un tercero". URGENCIA DE HACER CAJA Así las cosas, ha negado "rotundamente" estar al tanto de que detrás de Ingeniería Jienense y las otras dos empresas estuviera el conocido empresario de Ubrique José Luis López El Turronero y su socio, todos ellos procesados por esta causa junto a Pacheco y el exgerente de Emusujesa. De los 2,7 millones por los que Emusujesa vendió el solar de la antigua estación, ha dicho que el 90 por ciento se destinó a un Ayuntamiento "con ansias de cubrir su déficit de tesorería" y ha explicado que, tanto en la etapa de los gobiernos en coalición con PP y PSOE, había un interés "común" en "desprenderse" de "activos innecesarios" para cubrir el déficit de tesorería del Consistorio. Igualmente, en la sesión de este jueves también ha declarado el administrador único de Ingeniería Jienense, Ángel Monereo, que ha dicho al tribunal que "nunca" coincidió con Pacheco y que "no tenía intención" de adquirir la finca --de la que después se desprendió-- para construir un centro de ocio, sino para hacer viviendas. La vista se reanudará el próximo lunes con la declaración del resto de imputados, mientras que para el martes están citadas como testigos las exalcaldesas María José García-Pelayo (PP) y Pilar Sánchez (PSOE).