Francisco Mencía Morales, exdirector del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA) imputado en el caso de los 'ERE', ha recurrido la prohibición de la juez instructora de que comparta abogado con otro imputado y dice que vulnera su "derecho sagrado, consustancial al derecho de defensa".

Nuevo recurso a la juez instructora de los 'ERE'
En un recurso al que ha tenido acceso Efe, el abogado de Mencía lamenta que la juez instructora de los 'ERE', Mercedes Alaya, haya basado su prohibición en la posible incompatibilidad en las líneas de defensa, cuando su cliente fue imputado por un auto del pasado 28 de junio por unos "hechos punibles que, a día de la fecha, aún no han sido motivados". Mencía fue imputado junto a otros veinte altos cargos o exaltos cargos de la Junta, entre ellos la exministra Magdalena Álvarez, y designó el mismo defensor que su antecesor en el cargo, Antonio Lara Revilla.

El derecho a la defensa es "sagrado"
El recurso dice que "no se cuestiona el loable interés de la instructora de evitar situaciones de indefensión a algunos imputados", pero añade que "no se puede compartir ese criterio en el estado procesal en el que se encuentra la causa". El derecho de defensa es "sagrado", dice el recurso, y se garantiza "no con cualquier abogado, sino con carácter preferente con el letrado de la libre elección del imputado o acusado". Ello es así porque la decisión no se basa solo en la confianza que puedan inspirar los conocimientos técnicos del profesional, "sino también, y en ocasiones con importancia notable, la condición humana del letrado, así como las relaciones profesionales y personales que se pudieran tener entre abogado y cliente".

Alaya "vulnera el derecho constitucional a la libre elección de abogado"
La prohibición dictada por Alaya "vulnera el derecho constitucional a la libre elección de abogado, al no producirse en este momento procesal ninguna de las excepciones que impiden al imputado ejercitar ese derecho", afirma el escrito.