“Os pido que le ayudéis”. Es el mensaje que Mariano Rajoy ha lanzado este domingo a los alcaldes y dirigentes del PP andaluz refiriéndose al candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en la que ha sido su tercera visita a esta comunidad en menos de un mes. El presidente ha clausurado el acto de presentación de los 109 candidatos del PP al Parlamento de Andalucía y además tiene previsto viajar a Andalucía cuatro o cinco veces en los quince días de campaña electoral. Para Moreno Bonilla pidió “un apoyo incondicional” porque es “mucho más difícil, es más sacrificado venir aquí a ganar que ser secretario de Estado”. Y repitió otra idea recurrente en el argumentario del PP: “Él ha venido aquí para quedarse aquí, no como otra persona a la que no voy a nombrar…”, dijo en alusión a la presidenta Susana Díaz. CONTRA TSIPRAS Rajoy comenzó hablando de Grecia para atacar al Gobierno de Tsipras, que ayer acusó a España de maniobrar en Bruselas contra los intereses de su país. “Ahora –dijo– la izquierda radical, que así se llaman, ha decidido que los problemas de Grecia son culpa España y Portugal”. Por lo demás, el presidente volvió a cantar las alabanzas de su política económica con la que España “ha dejado atrás la crisis” y prometió 575.000 empleos para Andalucía. “Por primera vez en España desde 2006 en 2014 se ha creado empleo y ha bajado el paro”, dijo. Sin nombrarlo, también atacó a Podemos: “Inventarse un partido en media hora es muy fácil, pero luego hay que saber gobernar, y no es lo mismo hablar en un pabellón de deportes que ir a una reunión de ministros en Bruselas”. CONTRA LA JUNTA También tuvo reproches para el Gobierno andaluz: “Es increíble que un Gobierno tenga que devolver el dinero dedicado al fomento del empleo, no lo he visto nunca”. Previamente al cierre del acto por Rajoy había intervenido Moreno Bonilla, cuyo rostro parecía que acabara de encajar el golpe de la última encuesta electoral, publicada por el diario El País y que augura un hundimiento del PP ahsta eun 22,7 por ciento de los votos. Moreno tuvo elogios especialmente para Juan Ignacio Zoido: “En Sevilla tenemos un gran alcalde, el alcalde la gente, de las soluciones, Juan Ignacio Zoido ha hecho en Sevilla lo que yo quiero hacer para Andalucía. Está haciendo una revolución en Sevilla”. "CUANDO SEA PRESIDENTE..." “Cuando sea presidente –dijo– las puertas de san Telmo siempre estarán abiertas para escucharlos, saber su opinión, compartir soluciones. Abiertas para todos, no solo los para los del PP, esa es la enorme diferencia con nuestros adversarios”. Y también lanzó esta idea contra el Ejecutivo andaluz: “No ocurre en ningún otro lugar del mundo civilizado: ¿cómo puede ser que se pongan palos en las ruedas a proyectos de Sevilla del alcalde que a la Junta no le cuesta ni un euro?”. Entre esos proyectos supuestamente bloqueados que a la Junta “no le costarían ni un euro” citó la ampliación del metro de Sevilla. El candidato también hizo un llamamiento al voto útil: “No podemos frivolizar con el voto, que es importantísimo. Pido el voto a todos, incluso a los que han votado a otros. Si los de 2012 nos vuelven a dar su voto, esta vez sí podemos hacerlo, sí gobernaremos”.