El PSOE de Andalucía ha acordado hoy impulsar la presentación de mociones en los ayuntamientos y las diputaciones de la comunidad para mostrar su "absoluto rechazo" al preacuerdo alcanzado entre Turquía y la Unión Europea (UE) sobre la crisis de los refugiados.

Respuesta humanitaria "urgente"
A través de estas iniciativas, el PSOE exigirá también a la UE una respuesta humanitaria "urgente" ante la "grave" situación que padecen los refugiados que intentan llegar a Europa, al tiempo que se insta a la UE a que retire cualquier acuerdo que no respete el derecho internacional de asilo. Asimismo, los ayuntamientos y diputaciones que aprueben esta moción se sumarán a la exigencia de numerosas organizaciones ciudadanas del llamado "pasaje seguro" para los refugiados.

Acuerdo lamentable de una UE que abandona a miles de ciudadanos
En conferencia de prensa, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha calificado de "lamentable" el preacuerdo alcanzado con Turquía y ha acusado a la UE de no respetar los convenios internacionales sobre derecho de asilo. "No nos sentimos reconocidos en esa Europa que abandona a miles de ciudadanos", ha dicho el número dos del PSOE andaluz, que ha añadido: "No queremos esta Europa egoísta y cruel que utiliza los derechos de las personas como moneda de cambio".

Margallo "llega mal y tarde"
Tras subrayar que Andalucía no se va a "quedar de brazos cruzados", el dirigente socialista ha exigido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que "escuche" a la "mayoría" del Congreso de los Diputados, que va a pedir un "no rotundo" al preacuerdo de la UE con Turquía. "El ministro de Asuntos Exteriores dice ahora que España no aceptará un acuerdo que suponga expulsiones, pero llega tarde y mal, lo hace ante la presión social", ha señalado, tras lo que ha insistido en que debe ser el presidente del Gobierno quien comparezca ante el Congreso.

"No puede ser presidente con todas sus atribuciones para respaldar un preacuerdo y negarse, en cambio, a comparecer", ha argumentado Cornejo, que ha exigido "respeto" a las Cortes y a todo el país.