El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha criticado en el Parlamento el nuevo recorte de 27,6 millones de euros en los fondos que el Gobierno central va a destinar este año a Andalucía para las políticas activas de empleo (PAE), "lo que implica que un parado andaluz recibirá 24 euros menos que otros del resto de España".



Tercer recorte consecutivo
Sánchez Maldonado ha explicado que este es "el tercer recorte consecutivo del Gobierno a las políticas activas de empleo" y supone una disminución acumulada de más del 60% del dinero que se destina a los parados andaluces desde que comenzara a gobernar el actual Ejecutivo central.

Sigue la tendencia
El consejero ha recordado que el Gobierno andaluz ha denunciado de forma reiterada el recorte que sufre la comunidad en estos fondos desde el año 2012, ejercicio en el que se aprobó un primer recorte de hasta en un 57% las transferencias del Estado. Esta tendencia continuó en 2013, con una pérdida anual de casi 400 millones de euros.

Consolidación del recorte
En 2014, se consolida ese recorte lineal de 400 millones de los dos años anteriores y se aplica un nuevo adicional de 27,6 millones (270 millones frente a 298 del pasado año). Con ello, la comunidad alcanza ya un 60,9% en la disminución de fondos desde 2011.

A esto se suma, ha añadido Sánchez Maldonado, que el Gobierno central transfirió el pasado año los fondos de políticas activas de empleo de 2013 en diciembre y este año aún no lo ha hecho tampoco, a pesar de haber transcurrido ya tres trimestres del año. Este calendario de pagos dificulta a las comunidades cumplir con los objetivos de eficacia que ahora exige el Gobierno a la hora de distribuir los fondos.

Sin consenso
En esta línea, ha recordado también que el Ejecutivo central ha fijado nuevamente para el próximo año unos objetivos estratégicos "sin consensuarlos con las comunidades autónomas y demostrando una opacidad absoluta", ya que "da excesivo peso a la labor sancionadora de los servicios públicos de empleo, sobre todo a la hora de detectar fraude que reduzca el volumen de prestaciones, demostrando su intención de culpabilizar al desempleado; continúa primándose la indirecta privatización de los servicios públicos de empleo, ponderando la colaboración con las Agencias de Colocación a la vez que disminuye los fondos destinados a la modernización de los servicios públicos en un 87%; y sigue reduciendo el peso de la orientación y la formación en los ejes estratégicos".

Plan Especial de Empleo
Por todo ello, el titular de Economía reiteró que el Gobierno andaluz "no va a cejar en el empeño de que se destine a Andalucía un Plan Especial de empleo similar al que se ha puesto en marcha para otras comunidades autónomas".