La alcaldesa de Nerja (Málaga), Rosa Arrabal, ha anunciado que el Ayuntamiento sustituirá el nombre de dos calles del municipio dedicadas a mandos franquistas, García Alted y el general Asensio Cabanillas, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007.

Iniciativa de IU
Arrabal ha explicado en un comunicado que el nuevo nombre que se dará a estas calles será elegido por una comisión, que contará con la opinión de los vecinos. La regidora ha señalado que esta actuación responde al ruego presentado por los concejales del grupo municipal de IU, Anabel Iranzo y Jorge Bravo, en el pleno ordinario de este mes. Ha recordado que IU presentó una propuesta al Ayuntamiento en este sentido durante el mandato de la anterior corporación para que se hiciese cumplir la Ley de Memoria Histórica, de obligado cumplimiento en todo el territorio nacional, "pero no será hasta ahora, nueve años después de su aprobación, cuando se cumpla".

Retirada de la simbología franquista
La alcaldesa ha indicado que IU también ha pedido la retirada de la simbología franquista presente en la barriada de Las Protegidas, y que hasta la fecha sigue luciendo en distintas fachadas de la localidad. Ha detallado que Asensio Cabanillas y García Alted fueron militares españoles que participaron en la sublevación militar contra el gobierno de la II República, que dio origen a la Guerra Civil.