La mujer de 51 años de edad que ha fallecido este lunes en la localidad de Pilas (Sevilla) en circunstancias que están siendo investigadas por la Guardia Civil murió en el ambulatorio del municipio, hasta donde fue trasladada por familiares y amigos tras ser localizada con un "fuerte" golpe en la cabeza. En este sentido, fuentes del Instituto Armado han informado a Europa Press de que fue a las 16,00 horas cuando la Guardia Civil recibió el aviso desde el propio ambulatorio alertando de que una mujer había fallecido tras ser trasladada hasta allí por familiares y amigos que la habían localizado con un "fuerte" golpe en la cabeza en la puerta de su domicilio. Por el momento, la Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis en torno a la muerte de esta mujer, aunque las mismas fuentes han resaltado que no existía ninguna denuncia por violencia de género contra su pareja. TRABAJADORA DE AYUDA A DOMICILIO De hecho, fuentes consultadas por Europa Press han destacado que la pareja de la fallecida está colaborando "en todo momento" con la investigación y se ha mostrado "conmocionada" tras conocer la muerte violenta de su mujer. La mujer fallecida era una de las trabajadoras del servicio municipal de Ayuda a Domicilio, según ha informado a Europa Press el alcalde de la localidad, José Leocadio Ortega. El primer edil, asimismo, ha lamentado la muerte de esta mujer y ha insistido en remitirse a la investigación promovida por la Guardia Civil. "No nos lo explicamos", ha señalado en cuanto a las circunstancias de esta muerte. La investigación, en el marco de la cual no se ha practicado detención alguna, corre a cargo del equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla.