El inspector jefe de la Policía Nacional Juan Antonio Martínez, otro de los tres espeleólogos españoles atrapados en una sima de Uarzazate, al sur de Marruecos, ha fallecido tras no superar la gravedad de sus heridas, según han informado a Europa Press en fuentes del Ministerio del Interior. Martínez, de 41 años, sufría una contusión en la cabeza y una fractura en la pierna. Gustavo Virues, residente en Granada y de 41 años, también falleció este sábado, mientras que el otro espeleólogo, el agente Juan Bolívar, está ileso. El primer fallecido, Gustavo Virues, era abogado y empresario gaditano pero residente en Granada y de 41 años, según ha confirmado a Europa Press el Ministerio del Interior. Además, ha informado de que su compañero Juan Antonio Martínez, inspector jefe de la Policía Nacional, tenía una fractura en la pierna y una contusión en la cabeza, mientras que el agente Juan Bolívar está ileso. Al parecer, las heridas de Martínez eran mucho más graves de lo que se desprendía de las informaciones difundidas. El Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera (Cádiz) ha decretado un día de luto oficial, que será este lunes, por la muerte de Gustavo Virues. Así lo han informado a Europa Press fuentes municipales, que han confirmado que Gustavo Virues era natural de la localidad gaditana y, a causa de ello, han trasladado personalmente sus condolencias a la familia del fallecido.