El candidato a la presidencia del PP-A, Juan Manuel Moreno, se ha estrenado de manera muy contundente pero poco realista. Su debut ha sido pedir la dimisión del Gobierno andaluz y alabar el proceso de renovación del PP. Como si el dedazo de Rajoy suponga un ejemplo a imitar y los cadáveres políticos que ha dejado la designación y las heridas abiertas vayan en favor del electorado perplejo de la derecha.

Adelanto elecciones autonómicas
Sin ningún tipo de rubor Moreno Bonilla ha vaticinado en uno de sus primeros actos como candidato "in pectore" que habrá adelanto de las elecciones autonómicas andaluzas, al entender que el PSOE "muestra un claro nerviosismo" ante la renovación en el PP. Lo que no dice Bonilla es que como le tomen la palabra en la Junta y se convoquen elecciones adelantadas, estas cogerían al PP andaluz inmerso en la peor crisis interna de su historia y con un candidato al que nadie conoce.

"Importantísimos retos por delante"
En su discurso de clausura de la intermunicipal del PP onubense en Cortegana (Huelva), ha asegurado que su partido tiene "importantísimos retos por delante", por lo que ha pedido "como candidato, un esfuerzo, y tenemos que volcarnos un poco más, porque en algo más de dos meses habrá elecciones europeas, y luego unas importantísimas elecciones autonómicas y municipales".