El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, se ha cuestionado si la reelegida este jueves en el Parlamento autonómico como presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, "será capaz de desenvolverse y sacar adelante" una legislatura, la recién iniciada, en la que "el tiempo del ordeno y mando, de la soberbia, tiene que quedar atrás". Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas al abandonar el salón de plenos del Parlamento andaluz una vez concluida la votación de la que Susana Díaz ha salido investida este presidenta de la Junta con 56 votos a favor de los diputados de PSOE-A y Ciudadanos (C's). Moreno ha señalado que la legislatura no ha empezado "con buen pie" en lo que se refiere a la estabilidad, ya que se han "roto todos los récords", al necesitar Susana Díaz cuatro sesiones plenarias para su investidura, al tiempo que ha subrayado que "no hay acuerdo de gobierno". "Vamos a ver si Díaz es capaz de entender que estamos en un momento político nuevo" en el que debe "actuar con mucho diálogo y cercanía", ha agregado el líder 'popular' antes de insistir en que "el tiempo del ordeno y mando tiene que quedar atrás". No obstante, el presidente del PP-A ha comenzado sus declaraciones felicitando a la presidenta y deseándole "todos los éxitos posibles", porque, según ha apostillado, "los éxitos de su gobierno serán los del conjunto de los andaluces". De igual modo, ha expresado su deseo de que "este gobierno dure más que el anterior" y sea "serio, riguroso, transparente y que dure cuatro años, que es lo que tienen que durar los gobiernos". Moreno ha censurado que la presidenta decidiera adelantar un año la convocatoria de elecciones autonómicas --previstas inicialmente para 2016, y que se celebraron el pasado 22 de marzo-- "con la excusa de alcanzar mayor estabilidad institucional", algo que se ha demostrado, en su opinión, como "un error" que Susana Díaz "no reconoció", pero que "el tiempo y la situación han reconocido por sí sola". El líder de los 'populares' andaluces ha realizado también un llamamiento "al resto de grupos parlamentarios" para que mantengan "una actitud propositiva por el bien de Andalucía", como, según ha avanzado, "va a mantener el PP", pero que sea "al mismo tiempo de exigencia hacia los intereses de los andaluces". En esa línea, ha adelantado que el grupo popular en el Parlamento va a realizar "una oposición muy constructiva, de diálogo, pero al mismo tiempo firme, muy contundente", y centrada en la "lucha contra el desempleo", para que la comunidad "no se quede descolgada de la recuperación económica" y para que "haya transparencia y erradicar la corrupción", que está "muy interiorizada en las instituciones de la Junta", según ha lamentado. Además de anunciar que el PP va a presentar ya la semana que viene una "batería de iniciativas" para este periodo de sesiones en el Parlamento, ha señalado que los representantes de su grupo inician la legislatura "con la máxima ilusión, rigor, seriedad y responsabilidad de ser la única alternativa al PSOE", y con "el objetivo irrenunciable de alcanzar una mayoría social suficiente para cambiar los modelos de gestión de Andalucía y hacer prosperar a nuestra tierra". También ha confirmado que el PP-A va a solicitar "la comparecencia de la presidenta para que explique la situación por la que atraviesa la concesión de las mina de Aznalcóllar", en Sevilla. Se quiere con eso, según ha abundado, "tener toda la información y la transparencia" al respecto de dicho procedimiento, paralizado por la Junta al hilo de un auto judicial que apunta posibles "irregularidades" en el mismo. "Se están jugando muchos puestos de trabajo", ha aseverado Moreno al respecto de este asunto, sobre el que quiere saber "qué ha pasado cuanto antes, si ha habido un interés particular por parte de algunos dirigentes de la Junta saltándose todo el rigor y todos los procedimientos". Además, ha avanzado la intención del PP de solicitar la creación de una comisión de investigación parlamentaria por el supuesto fraude de los cursos de formación, una propuesta a la que invita a sumarse al "resto de fuerzas políticas".