El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha tachado de "desvergüenza" y "canallada", a la espera, no obstante, de un pronunciamiento judicial, que directivos de Caja Madrid percibieran sueldos excesivos y supuestamente irregulares, según el expediente que ha remitido el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a la Fiscalía. "Si eso es así, primero la presunción de inocencia --ha precisado--, me da vergüenza que en un país en el que hay tantas familias pasándolo mal, haya señores que se pongan sobresueldos sin ningún tipo de razón y sin justificación alguna cobren cantidades millonarias". Por ello, en rueda de prensa este miércoles en Málaga, Moreno ha dicho que espera que "la Fiscalía lo estudie y quien haya cometido irregularidades, que lo pague, en mayúsculas y con todo el peso de la ley". COMPORTAMIENTOS BOCHORNOSOS En este punto, el líder del PP andaluz, quien ha instado a "erradicar de la vida pública comportamientos que son bochornosos", ha señalado que "quien haya tenido un comportamiento irregular, quien se haya salido de la norma y haya sido un sinvergüenza, que apechugue con eso", informa Europa Press. "Cualquier comportamiento irregular en cualquier fila política, sea del PSOE o del PP, tiene que ser denunciado, y si los jueces lo consideran oportuno, tienen que pagar", ha manifestado el dirigente 'popular'. Sin embargo, también ha incidido en que "el Gobierno ha sido el que ha propiciado ese estudio y el que lo ha enviado a la Fiscalía". "Esa es la diferencia entre Andalucía y el Ejecutivo de España", ha afirmado, añadiendo que mientras éste último "promueve la lucha contra la corrupción, la Junta socialista tapa la corrupción y pone palos en la rueda a los jueces". SOBRESUELDOS AJENOS... Y PROPIOS La severidad de los reproches de Juan Manuel Moreno Bonilla a las remuneraciones poco éticas de Caja Madrid contrasta con el hecho de que él mismo también se benefició de los sobresueldos del PP. Moreno ocupó el puesto número 8 del top ten de las nóminas de los empleados del PP en 2006, con unos ingresos que ascendían a 94.000 euros, según una información publicada por El Mundo el 12 de agosto de 2013. Entonces el nombre de Moreno Bonilla pasó bastante desapercibido al no desempeñar en ese momento responsabilidades políticas en primera línea. Los datos, informó el periódico, fueron extraídos de la información facilitada por la Agencia Tributaria y el PP al juez Ruz en el sumario del caso Bárcenas. Moreno, además, cobraba su sueldo como diputado, de 61.000 euros, que junto a lo que cobraba del PP sumaba una cantidad de 155.000 euros. El ránking lo lideraban el extesorero Álvaro Lapuerta, con 213.00 euros; seguido por Luis Bárcenas, con 161.000 euros; y el propio Mariano Rajoy, con 146.000, cifra a la que había que sumar 50.000 euros más como diputado.