Malos, muy malos tienen que ser los datos internos que a diario maneja el PP andaluz. Pésimos si analizamos al hecho de que hoy haya bajado al terreno de lo personal para intentar erosionar la candidatura socialista por Granada.

Cuela de rondón una acusación
Moreno Bonilla en una actitud que indica situación límite ha sacado a colación, sin venir a cuento, un hecho ocurrido en Granada cuando se hallaba dando un paseo electoral por las calles de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra. En ese momento Moreno ha colado de rondón un comentario a la prensa sobre un supuesto incidente de la candidata socialista número trece por Granada que de concreto y circunstancial, ha querido elevarlo a categoría general y grave.

Número 13 por Granada
El candidato a la Presidencia de la Junta ha mostrado hoy lunes su rechazo a que una persona "condenada", por una falta de lesiones vaya en la lista socialista de Granada, en relación a Sandra Pérez, quien ocupa el número 13 de esta candidatura.

No es fallo firme y está recurrido
Se basaba Moreno Bonilla en unas informaciones de prensa sobre la socialista en la que se indicaba que la edil del Ayuntamiento de Fonelas, Sandra Pérez, está condenada en primera instancia por una discusión con otros vecinos en el año 2011. No ha indicado Moreno que el asunto se halla en fase de recurso de apelación y que el fallo no es firme. Lo mas chocante es que tras acusar al PSOE por llevarla en su lista, Moreno ha dicho que no tiene la información "suficiente". "Una condena es una condena" es a lo más que ha llegado a mantener el candidato del PP-A .