Un ligero cambio en el estilo del PP andaluz es el que parece asumir su nuevo líder, Juan Manuel Moreno Bonilla. Lo preocupante es que esta mutación se quede tan solo en las formas y para nada en el fondo. Su silencio ante los gravísimos insultos de Ruiz-Gallardón a Andalucía pronunciados en el Congreso y la permisividad mostrada a que el Gobierno central impida la apertura de las minas de Aznalcóllar son clamorosos. Si Moreno Bonilla va a cambiar en el PP-A tan solo el lenguaje y los gestos pero mantiene el fondo, poco o nula modificación será.

En su recorrido por los medios para darse a conocer entre una población como la andaluza que no lo sitúa aun en la escena política, el recién nombrado presidente del PP-A aparece hoy entrevistado en el diario "El País" y en "El Correo de Andalucía". La amenaza de unas elecciones anticipadas autonómicas pesa como una losa sobre los populares andaluces y Moreno Bonilla va contrarreloj en visitas a provincias, en ruedas de prensa y presencia en medios. A las malas encuestas para la formación en Andalucía y la crisis interna sufrida se une el desconocimiento del nuevo líder para la población.

La sombra de Arenas es alargada
Moreno reconoce que el PP andaluz sigue impregnado de Arenas. Otros, desde la oposición, dicen que el Vicesecretario General de Política Autonómica del PP nacional sigue mandando y que es quien realmente ha puesto en el cargo a Moreno para de paso "chafar" a su enemiga interna, Dolores de Cospedal. Sus discursos y hasta el documento que entrega a la presidenta de la Junta suenan a Arenas.

"Cuando lleve un año seré Juanma Moreno"
En parte incluso Moreno lo reconoce al ser preguntado por "El País" sobre Javier Arenas. Moreno dice que Arenas ha estado al frente del partido en torno a 15 años. Por tanto es "él quien ha construido el discurso del PP en Andalucía, el que lo llevado de ser un partido arrinconado a ser el principal de Andalucía. Él ha construido el discurso y los equipos. El 99% de los equipos que hay actualmente, cojas al que cojas, viene de la mano de Javier Arenas. Por tanto, es técnica y humanamente imposible que el PP no suene a Javier Arenas. Sería extrañísimo". Termina dándose un plazo de un año para hacerse con las riendas del partido al afirmar que "cuando lleve un año seré Juanma Moreno y la visión del presidente del PP será la de Juanma Moreno".

"Las fechas de los sobresueldos recibidos: "No sé, no me acuerdo"

En la entrevista en "El Correo de Andalucía" ha desvelado que "solo va a misa en bodas, bautizos y comuniones pero que le gustaría que sus hijos fueran a colegios concertados". Y sobre los sobresueldos que el PP le ha dado afirma que son "complemento" que recibió desde que tuvo responsabilidad orgánica en Génova. Y duda al responder "no sé, desde 2002, 2003… o 2006, la verdad es que no me acuerdo" en relación a desde cuando los cobra.

La no alternancia es problema del PP andaluz
Y una asunción de responsabilidades muy importante como es que el PP tiene la culpa de que no haya habido alternancia, según el propio Moreno. Hasta ahora era culpa de los andaluces, del régimen o del clientelismo. Por fin un dirigente de la derecha reconoce donde reside la responsabililidad real. "Los responsables de que en Andalucía no haya habido alternancia no son los andaluces, el problema es del PP. El Partido Popular no ha sido capaz de articular una alternativa suficientemente mayoritaria como para gobernar en Andalucía. Esa responsabilidad es exclusivamente nuestra", ha reconocido Moreno Bonilla.