Puede que no fueran las palabras más adecuadas. Entra dentro de las convenciones orgánicas dar por hecha la victoria aunque ésta quede muy lejana, pero quizá conviene ser más prudente en la formulación del triunfalismo cuando las todas encuestas coinciden en la improbabilidad de que el candidato se convierta en presidente. Juan Manuel Moreno Bonilla no pareció tener en cuenta esas consideraciones en su discurso ante sus compañeros de partido en Madrid. Llegar a decir que "a nadie le quepa duda" de que se sentará en San Telmo tras las autonómicas que con toda seguridad Susana Díaz adelantará mañana parece que es llegar demasiado lejos. En ocasiones, la línea que separa la confianza en sí mismo del ridículo es extraordinariamente tenue.  El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha expresado este sábado, en presencia del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en la Convención Nacional del partido que se celebra en Madrid que a nadie le quepa duda de que va a ser el próximo presidente de la Junta de Andalucía, informa Europa Press. MAL MOMENTO PARA EL PPP Y PARA BONILLA El adelanto electoral –ya decidido pero todavía no anunciado por Díaz– coge al PP andaluz y a Moreno Bonilla en mal momento. Sin duda, les habría convenido que la legislatura se alargara unos cuantos meses más: Moreno no acaba de afianzar plenamente su liderazgo ni ha conseguido alcanzar la cuota de popularidad que esperaba, mientras que las siglas PP necesitan algún tiempo más para recuperarse de los recortes y los incumplimientos electorales y para convencer definitivamente a la gente de que el ciclo económico ha cambiado. Según ha señalado Moreno durante su intervención en la ponencia "Del crecimiento a la ilusión", lo único que le interesa a la presidenta de Junta, Susana Díaz, "es Susana Díaz, y ese es el problema de Andalucía" y ha criticado que acusara al presidenta catalán, Artur Mas, de originar inestabilidad política hace solo ocho días por adelantar las elecciones en Cataluña, y sin embargo "ahora ella hace lo mismo". Ha señalado que el "PP andaluz es la solución para Andalucía" y ha garantizado que al igual que Mariano Rajoy ha devuelto a los españoles "la ilusión", él será el que le devuelva también a Andalucía esa ilusión y ese crecimiento, porque "todos los andaluces me piden un cambio para que nuestra tierra no esté siempre unida al paro y a la corrupción". TAPAR EL PARO Y LA CORRUPCIÓN En ese sentido, Moreno ha lamentado que Susana Díaz use "la cortina de humo electoral" para tapar el 35 por ciento paro, los ERE y el colapso sanitario en Andalucía. En concreto, ha recordado que "por culpa de la gestión socialista de Díaz, hay 7.000 profesionales sanitarios menos en Andalucía, las urgencias siguen colapsadas, hay más listas de espera, y un 26 por ciento de los dependientes en espera". "Susana Díaz no es modelo de nada y si queremos saber cómo gestionan los socialistas, miren a Andalucía", según Moreno, para quien el modelo social del PSOE es el de las "aulas prefabricadas, el de urgencias con 30 horas de espera, y el del 63% de paro joven". También ha destacado que "Andalucía es la comunidad que menos invierte en sanidad y en educación" porque lo único de lo que se preocupa Díaz es "de su interés y ambición personal". En su opinión, prueba de ello es el hecho de que "vaya a adelantar las elecciones aun sabiendo el sobrecoste que ello supone paras las arcas públicas y la paralización administrativa que eso conlleva". QUE CONVOQUE PARA MAYO Por todo ello, Moreno ha tachado de "irresponsable que haya un posible adelanto electoral en la comunidad para el mes de marzo", ante lo que ha pedido a la presidenta que las convoque "conjuntamente con los comicios municipales de mayo". A su juicio, "si la presidenta quiere disolver el Parlamento andaluz debe convocar elecciones en mayo y, de este modo, ahorrará decenas de euros a los contribuyentes". Por último, Moreno ha subrayado que el PP andaluz está "perfectamente preparado y engrasado para un posible adelanto electoral y en plena disposición para ganar las elecciones en Andalucía. "Vamos a intentar construir una gran mayoría de andaluces que anhelen otra forma de gobernar Andalucía", ha concluido.