El líder del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, ha afirmado que el presidente del PP de Cádiz y delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, "no estuvo afortunado" cuando aseguró este martes un mitin en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) que no quería que en Andalucía "mande un partido que se llama Ciutadans y su presidente, Albert". Así se ha pronunciado Moreno en una conversación con los periodistas en el autobús que los traslada durante la campaña electoral y al que se ha subido para desplazarse desde El Ejido (Almería) hasta la capital almeriense para participar en un paseo junto a otros dirigentes, entre ellos, Javier Arenas, su antecesor en el cargo. Moreno, que ha indicado que Sanz hizo esas declaraciones en un "contexto determinado", ha mostrado el respeto de su formación al resto de opciones políticas que se presentan a las elecciones del 22 de marzo y ha dicho que ve al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, como un "candidato fresco y atractivo, al que le falta experiencia". Así, tras apuntar que no sabe cuál es el programa de Ciudadanos en Andalucía, ha recordado que esta formación lleva ocho años gobernando con el PSOE en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y que "lo primero" que ha dicho su candidato a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, en una entrevista es que a la hora de pactos "prefiere" al PSOE. El candidato 'popular' se ha declarado de "centro" y "fiel heredero" de la UCD y ha señalado que Ciudadanos tiene un sesgo de "centro-izquierda" que deja "huérfano" al "centro-derecha". En su opinión, se trata éste de un partido "transversal" que no sólo le puede quitar votos a su formación el 22 de mazo, sino también al PSOE y a otros partidos. Moreno, que ha advertido de que UpyD ha sido "la primera víctima" de Ciudadanos, no ve "factibles" las encuestas que pronostican entre 9 y 10 diputados para esta formación en el Parlamento andaluz. "Me cuesta creer que vayan a sacar diputados en todas las provincias", ha reconocido, aunque no ha descartado "sorpresas".