Fueron varios cientos de personas recorrieron este sábado las principales calles del centro de la capital en una manifestación de apoyo al joven de Cuevas de San Marcos (Málaga), condenado por la Audiencia de Madrid a cinco años de prisión y a 16.000 euros de multa por participar en la manifestación 'Rodea el Congreso'. El joven, Francisco Molero, ha destacado el gran apoyo que ha recibido con esta manifestación durante todo el recorrido desde la plaza de la Marina, donde comenzó, hasta la plaza de la Merced, lugar en el que han intervenido representantes de organizaciones políticas, sindicales y colectivos. Pero Molero, militante del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), también se ha mostrado, en declaraciones a Europa Press, muy contento por el apoyo que está recibiendo a nivel general ante su situación, "con mensajes de andaluces que viven fuera, en Francia, Italia, Suiza, California o México, por lo que me siento muy respaldado". EL S.O.S. DE LOS PADRES Los padres del joven pidieron el indulto para evitar su entrada en prisión, alegando que su hijo era el único que los podía cuidar, ya que estaban enfermos. Ya son, según Molero, "más de 100.000 firmas las que hay", además de que están recaudando fondos para pagar la multa de 16.000 euros. "Me siento con ganas de seguir luchando", ha indicado el joven, quien ha asegurado que ya se ha pedido la suspensión de la ejecución de la pena hasta que se resuelva la petición de indulto y ha señalado que su situación pasa por lo que diga el Tribunal Constitucional, al que ha recurrido, aunque "estamos dispuestos a llevar el tema al Tribunal Europeo". La plataforma 'Molero Libertad' está formada por una treintena de colectivos y partidos políticos, como Izquierda Unida, Málaga Ahora, Málaga para la Gente, Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), CGT, CNT y Stop Represión, entre otros; y en la manifestación han participado personas procedentes de distintas provincias andaluzas. LO QUE DICE LA SENTENCIA Molero fue considerado por la Sección número 15 de la Audiencia de Madrid responsable de haber atacado a varios policías nacionales durante la protesta, aunque el condenado reitera que se le acusa sin fundamentos y que no atacó a nadie. Los hechos ocurrieron el 25 de abril de 2013 en Madrid, y según la sentencia, el acusado participó en la concentración ante el Congreso de los Diputados. En un determinado momento, cuando los antidisturbios de la Policía Nacional ordenaron a los manifestantes que se desplazaran, Molero tiró piedras y losas de la calle y las lanzó contra los agentes, según la sentencia. En la resolución judicial también se señala que ocasionó diferentes lesiones a policías nacionales, como contusiones y una rotura fibrilar, por lo que se le condena a tres años y un día de prisión por un delito de atentado con empleo de medio peligroso y a dos años de cárcel por dos delitos de lesiones.