"Lo que Andalucía ha unido, que no lo separe ni Ferraz ni San Vicente". Ese era el chascarrillo, mitad broma y mitad en serio, de un veterano socialista con antiguas e importantes responsabilidades políticas y que ha circulado por el Salón de Usos Múltiples del antiguo Hospital de las Cinco Llagas, sede de la Cámara autonómica. La toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía ha servido para reunir a actuales dirigentes del PSOE federal con barones territoriales, activos políticos, cuadros intermedios y muchos "ex" con peso y autoridad en el socialismo nacional.

Minicumbre socialista
Una especie de minicumbre del PSOE es lo que ha concitado hoy este importante acto en el Parlamento andaluz. En un plagado salón con 400 asistentes se hallaban dirigentes y figuras del socialismo español tales como Pedro Sánchez, Zapatero, César Luena, Elena Valenciano, José Blanco, Bono, García-Page, Antonio Miguel Carmona, Óscar Lopez, Manuel Marín, Trinidad Jiménez, Barrero, Borbolla, Escuredo, etc...

Más empatía, más calor entre Díaz y Sánchez
La alocución de la presidenta andaluza ha comenzado en esa línea de cónclave compañeril: "Presidente Zapatero, Secretario General", mirando a José Luis Rodríguez Zapatero y a Pedro Sánchez que se hallaban juntos en un lugar destacado de la sala. Luego, tras la finalización del acto, los saludos entre ambos y el intercambio de palabras han estado jalonado de más calor y empatía recíproca que en ocasiones anteriore. Puede que esta "minicumbre" improvisada haya servido para cerrar sino heridas, si algún que otro arañazo existente.

Pedro Sánchez saca pecho por los resultados municipales y autonómicos
Antes del acto protocolario, Pedro Sánchez que llegó 20 minutos antes que la presidenta, centró el interés de todos los medios. El secretario general aprovechó la ocasión para  sacar pecho y manifestar con gesto ufano que "el 24-M es la antesala de la victoria del PSOE en las generales". Hurgando en la herida del PP vaticinó el "fin" de los gobiernos del PP y de Mariano Rajoy. Como un respaldo claro a la estrategia del PSOE andaluz, Sánchez ha apoyado el pacto de Díaz con Ciudadanos, ha negado que choque con la estrategia federal del partido, subrayando que  en todo caso no solo no choca sino que "al contrario", pues el PSOE es un partido "abierto" al diálogo y al pacto con el resto de formaciones. Se ha mostrado orgulloso de que "una excelente compañera" gobierne en Andalucía.



Griñán y Chaves son los grandes ausentes
Ha nadie se le ha escapado la significativa ausencia de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. En este tipo de actos es casi una obligada presencia la de quienes ocuparon esos cargos actualmente. La situación judicial pendiente en breve del Supremo, el pacto con Ciudadanos, son circunstancias que los propios ex altos mandatarios andaluces habrán tenido en cuenta para no captar el protagonismo ,indebido en este día, de los medios y de los focos.

Discurso comprometido y muy social de Susana Díaz
Del agrado de los socialistas presentes habrá sido el discurso de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Ha estado cargado de alusiones a los más débiles, a los pensionistas, a los jóvenes que se han ido y, en definitiva, a quienes los "están pasando mal"...  Ha marcado Díaz una agenda para garantizar servicios públicos, regeneración democrática, lucha contra la corrupción y mucha transparencia y diálogo.

"Los mejores años de Andalucía"
La nueva presidenta se ha comprometido a gobernar "cumpliendo todo lo que prometa", y ha "empeñado" desde este momento su palabra para asegurar que abrirá "los mejores años" para Andalucía. Díaz ha asegurado que se abre "un nuevo tiempo" en el que muchas cosas "no son ni podrán ser como antes", y ha prometido "cercanía, sensibilidad, honestidad, rigor y mucha transparencia".



 

Hasta Montoro se muestra "simpático" y colaborador y "muy andaluz"
Este espíritu que flotaba en el ambiente ha debido de llegar hasta al propio ministro Cristóbal Montoro que ha acudido en representación del Gobierno central. Sorpresivamente ha aparecido un Montoro simpático, agradable, colaborador con la Junta y que no ha dudado en elogiar a Susana Día y reinvindicar sus orígenes andaluces. El ministro de Hacienda ha ofrecido a la presidenta  "el apoyo y colaboración real" del Gobierno central, y ha apostado por una Andalucía "más fuerte, más próspera y con más garantías". Ha esgrimido que Andalucía es "fundamental en España y es una de las grandes comunidades".

Elogios del ministro a Susana Díaz aunque el jiennense no sabe la letra del himno andaluz
Por último ha elogiado a Susana Díaz por asumir la responsabilidad de presidir la Junta con el "mejor tono y talante", aunque también ha subrayado que se sume de nuevo a una tarea en la que pese a ser "joven tiene una larga experiencia". al final del acto, ambos juntos, ha sonado el himno de Andalucía. Díaz lo ha cantado y Montoro no sabría la letra, pero eso sí, lo ha seguido con respeto.

Teresa Rodríguez no acude, "Teresa está descansando"
Además de buena parte de la clase política andaluza, han asistido numerosos representantes de la sociedad civil: empresarios, sindicatos, colectivos sociales, alcaldes, mandos del Ejército y de las Fuerzas de Seguridad del Estado así como miembros del mundo de la cultura. Un notable ausencia ha sido la de la portavoz parlamentaria de Podemos y líder de la formación en Andalucía. Un diputado de su grupo ha justificado su no presencia por que tan unos días tan intensos, "Teresa está descansando"