Más de 38.000 personas se han manifestado este domingo en toda Andalucía para protestar contra las políticas de "recortes" que está llevando a cabo el Gobierno central, presidido por Mariano Rajoy, así como contra las "privatizaciones" y "el ataque a los derechos tanto sociales como laborales de las personas".

Manifestaciones en las distintas proviencias de la comunidad
Los andaluces se han manifestado en las distintas provincias de la comunidad autónoma durante la jornada de este domingo, a excepción de Córdoba, donde la movilización se celebró este pasado sábado, a la que acudieron unas 4.000 personas. Así, este domingo en Almería se han congregado unas 1.500 personas; en Cádiz, 3.000; Granada, 5.000; Huelva, 5.000; Jaén, 1.500; Málaga, 8.000; y en Sevilla, la más multitudinaria, unas 10.000; según los datos aportados por los sindicatos CCOO-A y UGT-A.

La necesidad de movilizarse contra la Troika
En declaración a los medios durante su participación en la manifestación de Sevilla, que ha partido desde el Prado de San Sebastián y ha recorrido las calles del centro de la capital hasta llegar a la Plaza Nueva, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha señalado la necesidad de movilizarse contra la Troika y contra las políticas de recortes que lleva a cabo el Ejecutivo central, ya que, a su juicio, "se trata de una política que lleva a privatizaciones".

Situación determinada por la reforma fatal del artículo 135
"Esta situación viene determinada por esa reforma fatal del artículo 135 de la Constitución Española (CE), que antepuso como prioridad absoluta el pago de la deuda", ha asegurado Maíllo, quien ha añadido que "hay que cuestionarse ese pago de la deuda y sólo estar sometidos al pago de la deuda legítima" y, por tanto, "al pago de la deuda que contrajo el Estado para mantener los servicios públicos, que ahora están amenazados". "No se puede anteponer en las políticas de los gobiernos la prioridad del pago de una deuda, cuando parte de la misma es absolutamente ilegítima", ha precisado.

"Hay que plantear una clara defensa de los servicios públicos"
En este sentido, ha indicado que "hay que plantear una clara defensa de los servicios públicos, porque defender los servicios públicos es defender la igualdad de derechos de todos los ciudadanos". Y es que, según ha insistido el dirigente de la federación de izquierdas, defienden el pago de la deuda "pero no a costa de la creación de empleo, ni de las inversiones, no a costa de los servicios públicos".

Derribar al Gobierno y las políticas que lo sustentan
En este punto, el dirigente de la federación de izquierdas ha afirmado que "no basta sólo con derribar el Gobierno del PP, sino que hace también falta derribar las políticas que lo sustentan", y para ello ha incidido en que "es clave una mayor representatividad de IU para cambiar realmente esas políticas".

Un Estado inversor que sea el que inicie la capacidad de recuperación
Para Maíllo, "cuanto mayor capacidad tenga IU a nivel institucional, mayor capacidad tendrá para cambiar unas políticas en favor de la mayoría social y en favor de la reactivación del empleo, y sobre todo, de un Estado inversor que sea el que inicie la capacidad de recuperación que solamente será creíble si viene acompañada de una creación de empleo neto".

Las políticas del Gobierno contra las personas
Por su parte, el secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, ha destacado a los medios en Sevilla que "es hora de un cambio de política económica", puesto que las políticas que está haciendo el Gobierno central "es un ataque a los derechos tanto laborales como sociales de las personas". "La política de recorte permanente lleva cada día a más pobreza, más paro y más deterioro de lo público" y, en definitiva, "es una política contra las personas".

El deterioro del sistema público de pensiones

Igualmente, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha subrayado el "deterioro" del sistema público de pensiones y el hecho de que el Ejecutivo central "siga empobreciendo a la gente y siga metiendo a este país en la ruina para que, en beneficio de lo privado, sigan ganando dinero".

"Nuevas vueltas de tuercas" del Gobierno suponen un "fracaso"
Mientras, los portavoces de la Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados y de Izquierda Unida en el Parlamento de Andalucía, José Luis Centella y José Antonio Castro, respectivamente, han participado en la manifestación de Málaga, donde han criticado al Gobierno del PP y han mostrado su rechazo a la "forma de gobernar" de los 'populares'.

Critíca que se gobierne de espaldas al Parlamento
Así, Centella ha señalado que es un día de movilización contra un Ejecutivo que "nos da más motivos cuando dice que va a dar una nueva vuelta de tuerca a la reforma laboral"; una afirmación que "supone reconocer que su política ha fracasado". Además, ha criticado que se gobierne de "espaldas al Parlamento y que "engañen" a la población cuando se dice "que no hay rescate pero la 'troika' obliga a hacer más recortes".

Hay motivos suficientes para movilizarse
Castro, por su parte, ha sostenido que esa "nueva tuerca" de la reforma laboral y la "posible reforma del Código Penal para perseguir a aquellos que protestan" son motivos suficientes para movilizarse contra el Ejecutivo central, al que ha acusado de hacer "un recorte brutal de derechos". "La movilización es fundamental, a nuevas vueltas de tuerca debe haber nuevas movilizaciones que exijan que esto se pare y no hay otra manera que no sea la dimisión del Gobierno del PP", ha finalizado.