Precisamente, el 15-M de Sevilla eligió "Las Setas" la pasada primavera como lugar de reunión y acampada, y tras concluir la manifestación convocada por este movimiento en el centro de Sevilla, un grupo de manifestantes decidió ocupar este edificio, con idea de convertirlo en lugar de celebración de asambleas y "usos sociales". En la fachada del edificio han colgado dos pancartas que dicen "De la indignación a la acción" y "Derecho a techo" y, según han dicho los ocupantes, la primera asamblea tienen previsto celebrarla esta tarde a las seis.

Motivo: "Ante la llegada del invierno y las lluvias"
Los ocupantes han emitido un comunicado en el que dicen que "ante la llegada del invierno y las lluvias" consideran necesario "la disponibilidad de un espacio de reunión sin las trabas y la burocracia de los centros cívicos". Y añade que "la toma del mercado de la Encarnación tiene el objetivo de suplir estas carencias de forma provisional hasta que el Ayuntamiento ceda otro espacio adecuado a las verdaderas necesidades ciudadanas".

No todo el movimiento 15-M
Los ocupantes señalan igualmente que no pretenden representar a todo el movimiento 15-M y que invitarán a las distintas asambleas a debatir el futuro uso del espacio, y consideran que la ocupación de otros edificios en Madrid y Barcelona el pasado 15 de octubre pueden servir para seguir construyendo alternativas concretas y "mantener viva la llama de la indignación."