Se trata de los ensayos previos al inicio de pruebas dinámicas con los trenes circulando con tracción eléctrica, que arrancarán en los próximos días. La realización de esta primera fase de ensayos permite la comprobación de la correcta integración e interacción de la infraestructura, de las instalaciones (electrificación y señalización) y del material móvil.

Utilización de un "locotractor"
Para llevarlos a cabo se ha recurrido a la utilización de un locotractor, que es un vehículo de un alto nivel técnico adaptado para viajar por raíles, con disposición de autonomía suficiente para remolcar el material móvil por las vías. Estas pruebas se han centrado en verificar la correcta disposición de los gálibos tanto en el túnelo como en cuatro de las seis estaciones que componen el trazado exclusivo de la Línea 2.

Prueba para verificar la correcta disposición
En ellas se comprobó además la distancia de la salida del tren, 100% de piso bajo, hasta el andén, tanto en la vía 1, que es la que tiene sentido centro de la ciudad, como en la vía 2, con sentido dirección Cádiz. Asimismo, también se ha probado el correcto funcionamiento de diferentes aparatos de vía, como los bretelles, que permiten efectuar los cambios de carriles en uno u otra sentido de circulación, además de comprobar de forma satisfactoria la distancia existente entre el material móvil y la caja multitubulares dispuesta a lo largo de todo la extensión