El secretario general de la UGT, Cándido Méndez, se mostró este martes en contra de comparecer en el Parlamento andaluz para informar sobre posibles irregularidades por parte del sindicato y aseguró que en ningún momento ha estado al corriente de ellas.

No aportaría más que ruido y confusión
"No comparto en absoluto la iniciativa del Partido Popular. Yo creo que se basa en dos informaciones que no se corresponden con la realidad y creo además que no aportaría absolutamente nada más que ruido y confusión", dijo Méndez en declaraciones a los periodistas en Bruselas.

Si el Parlamento lo decide, indudablemente daría explicaciones

El responsable de la Unión General de Trabajadores (UGT) aseguró, en todo caso, que "si el Parlamento andaluz al final decide que yo tengo que ir a dar explicaciones, indudablemente daría explicaciones".

Al frente del sindicato al menos que se convierta en una "carga"
Méndez subrayó que ha conocido las informaciones aparecidas en los medios de comunicación a medida que se han ido publicando y aseguró que continuará al frente del sindicato a no ser que en un momento dado se convierta en una "carga" para la organización, algo que por ahora no ocurre, a su juicio.

Mi obligación es seguir adelante
"Creo que en este momento la obligación que tengo es la de seguir adelante (...), precisamente para poder clarificar este tipo de situaciones", indicó Méndez, que hoy participa en Bruselas en una reunión de la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

En todo momento en contacto para aclarar informaciones
Preguntado por las declaraciones del dimitido secretario general de la UGT de Andalucía, Francisco Fernández Sevilla, asegurando que ambos estaban en contacto permanente, Méndez señaló que esa relación es lógica. "Lo ilógico sería que no hubiera hablado con él de todas las informaciones que en la prensa se reflejaban", dijo, subrayando que su objetivo en todo el asunto ha sido siempre aclarar las informaciones, informar a los afiliados y garantizar que se asuman responsabilidades políticas si corresponde.

La dimisión un gesto que le honra a Fernández
Méndez insistió, en todo caso, en que la dimisión de Fernández Sevilla "en ningún caso puede presuponer que haya ningún tipo de tacha en su honradez y honorabilidad personal". "Yo creo que él ha dimitido, y creo que ese gesto le honra, porque ha considerado que tenía que asumir responsabilidades políticas y desde la voluntad, así incluso lo expresaba en la nota de dimisión, de contribuir a que se clarificará la situación de los programas" con la Junta.

Las cosas que estén mal se tendrán que corregir
En este sentido, Méndez confió en que la investigación abierta por la administración regional permita aclarar "definitivamente la cuestión". Aseguró que "aquellas cosas que estén mal se tendrán lógicamente que corregir y devolverse el montante económico" que se acredite como autorizado "de manera irregular".

Confío que las cuentas de UGT Andalucía sean correctas
"Pero yo confío sinceramente que la inmensa mayoría de las cuentas de la UGT de Andalucía son correctas y que por tanto todo esto se aclarará y se aclarará de una manera mucho menos intensa que lo que en estos momentos se puede deducir de los medios de comunicación", insistió.

Por el momento, llamó a no llegar a ninguna "conclusión general" sobre las prácticas del sindicato mientras no se concluya la investigación.

Creo que no se puede ni se debe imputar a mi organización
"Creo que en este momento no se puede ni se debe imputar a mi organización o a la UGT de Andalucía ni a su dirección la comisión de una serie de irregularidades que en este momento están aún pendientes de dilucidar en el plano administrativo", añadió.