Lo advirtió de palabra primero. Después lo publicó en el BOE, y ahora lo lleva a cabo. El Ministerio de Educación se pone manos a la obra para que los que considera “malos” alumnos devuelvan el dinero obtenido por la beca del curso pasado. En el caso de la Universidad de Jaén, como publica Diario Jaén, son más de 360 los afectados.

Como regalo de Navidad
No haber hincado los codos durante el año pasado y parte de este pasa factura en el sentido más literal de la expresión. El gabinete de José Ignacio Wert es el que se encarga de emitir miles de recibos a universitarios de toda España, unos 5.000 andaluces. La “dolorosa” llega como regalo de Navidad para sus padres, que al enfado por no haber sacado las notas deseadas se le suma el de tener que devolver la beca de sus hijos, independientemente de sus posibilidades económicas. Y es que las amenazas se tornan, al final, en realidad para 369 universitarios jiennenses -según confirma la institución académica y el Consejo de Estudiantes-, que recibirán en breve, si no lo han hecho ya, la comunicación de reposición de las ayudas ingresadas al inicio del curso pasado por desplazamiento, manutención, transporte o material.
¿Por qué estos 369 jóvenes y no otros? Ellos son los que, en principio, no cumplen con los parámetros fijados por el Ministerio de Educación para ser un “buen estudiante”. Es decir, son los que durante el curso 2012/2013 no aprobaron el 50% de los créditos de los que se matricularon o no asistieron al 80% de las clases, como marca la Ley. Son, pues, los que reciben el castigo económico de la Administración.
El efecto de la recesión económica deja una huella significativa entre los universitarios. En el curso 1994/1995, primero para el que se cuenta con información, 3.893 alumnos jiennenses fueron beneficiados con una beca del Ministerio de Educación, un 29,21% del total. Desde entonces, la evolución mantiene una tendencia creciente, acentuada en los últimos 5 años, periodo en el que España vive sumida en la crisis. El año pasado el Gobierno concedió 4.912 becas, lo que representa un 26,18% más que hace 19 años.

Evolución en 'v'
Si se compara la evolución del alumnado de la Universidad con el del número de becados se detecta una evolución en 'v'. El valor mínimo se produjo en el curso 2003/2004, en el que solo un 20,64% de los estudiantes recibió ayuda. En la cima está el año 2011/2012, con un 30,89% de jóvenes que ostentó esta condición y el 29,38% del curso pasado. Los cambios introducidos para la próxima convocatoria -que endurecen los requisitos académicos- reducirán el porcentaje.