La XXVIII edición de la Marcha contra las Bases Militares en Andalucía ha congregado hoy a un centenar de personas en Morón (Sevilla), donde las organizaciones convocantes han leído un manifiesto en el que exigen que los gastos de defensa se destinen a la creación de empleo, la educación y la sanidad.

Dos kilómetros a pie
Tras recorrer a pie algo menos de dos kilómetros desde el cruce de "La Nena", los participantes se han concentrado ante los accesos de la base aérea de Morón, donde se ha leído un manifiesto contra las intervenciones militares.

"Derechos humanos. No a los bombardeos"
Los manifestantes portaban pancartas con el lema "Gastos militares para escuelas y hospitales. OTAN no, Empleo y Vivienda sí", junto a otras en las que se leía "Derechos humanos. No a los bombardeos". Los promotores de la marcha han advertido, a través del manifiesto, de que las bases militares sirven para "dar vida a los siniestros planes de dominación y destrucción de la OTAN", y han expresado su confianza en que los movimientos sociales, juntos, podrán un día desmantelar estas bases.

"Urgencia de trabajar por la desmilitarización"
"Que nadie sucumba al engaño de que el escudo antimisiles va a dar empleo", clama el manifiesto en referencia al que la OTAN tiene previsto instalar en la base naval de Rota (Cádiz), donde el próximo domingo ha sido convocada otra movilización. El Movimiento por la Paz de Andalucía pretende con estas marchas transmitir a la ciudadanía "la total urgencia de trabajar por la desmilitarización".