El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves ha señalado en referencia al caso de los ERE fraudulentos que "sea cual sea el procedimiento más adecuado, con más controles, da igual", porque "si hay un director general que gestiona un fondo de equis dinero que quiere robar, roba".

El procedimiento fue inadecuado y había falta de controles
Chaves ha indicado, en una entrevista con Vanity Fair, que es cierto que el procedimiento que se estableció "fue inadecuado y adoleció de falta de controles", pero ha explicado que una administración como la Junta, con miles de funcionarios y cientos de directores generales, "es muy difícil de controlar".

"El auto de la jueza contra él y contra Griñán"
Ha asegurado que el auto de la jueza Mercedes Alaya en el que se comunica una posible imputación contra él y contra José Antonio Griñán es "insólito" y les ha "puesto en la picota sin ninguna necesidad", a la vez que ha recordado que "lo que da el nivel de la corrupción no es la imputación, sino la condena".

Reconoce que tuvo que convocar antes el congreso del PSOE-A
Ha confesado que cuando dejó la Presidencia de la Junta a Griñán debió convocar el congreso del PSOE andaluz inmediatamente "para no dar pábulo a ningún problema de bicefalia" y ha denunciado que el PP haya "utilizado" a su familia en la confrontación política a pesar de que él siempre ha actuado "dentro de la más estricta legalidad".

"El PSOE en este momento "no es creible""
Sobre el partido, Chaves considera que el PSOE en este momento "no es creíble", por lo que "cuando toque" ve necesario afrontar "el problema de los cambios en la dirección del partido y de las candidaturas a la presidencia del Gobierno".