El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha calificado el escenario reflejado en el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de verano 2015 como "volátil", considerando que "es un termómetro del momento político agitado que vivimos", y ante el cual IU "va a seguir trabajando con humildad, desde el convencimiento político, por la unidad popular para la mayoría social frente a un posible tripartidismo", en referencia a las tendencias que la encuesta señala hacia las próximas generales. En un comunicado, y a la vista de los datos de intención de voto para las generales, Maíllo ha advertido que "además de que el bipartidismo repunte en intención de voto, tiene a mano una tercera pata sobre la que sostenerse", en referencia a Ciudadanos (C's). En este sentido, el coordinador andaluz llama a luchar contra la consolidación de un escenario en el que se pasaría "del bipartidismo al tripartidismo neoliberal" y que "tendría nefastas consecuencias para las clases populares del país" ya que, como ha afirmado, "nada arreglamos con que el monstruo tenga tres en vez de dos cabezas". Para ello, insiste en que "la suma multiplica", situando como ejemplo los resultados de las candidaturas de unidad popular "que hoy son gobierno en decenas de las ciudades más importantes del país". "La única alternativa al bipartidismo es la unidad popular", ha zanjado el líder andaluz de IU. SOBRE LA SITUACIÓN ANDALUZA Para Maíllo, hay que hacer una análisis diferenciado entre lo que la encuesta apunta para las "inminentes" elecciones generales y para las andaluzas, que de agotarse la legislatura "serían en el lejano 2019, casi un relato de ciencia-ficción". En este sentido, el coordinador andaluz considera que los datos de intención de voto para las generales "apuntan a futuro" y los mismos datos para las andaluzas representan "inercia del pasado". Ha incidido en que los datos que recoge el Egopa han sido recabados en un momento en el que apenas ha habido actividad parlamentaria y en el que aún no se ha podido revelar "si lo votado en mayo se corresponde a los anhelos y las esperanzas de los andaluces", más allá de "gestos y palabras". En este sentido, el coordinador andaluz confía en la capacidad de IU para liderar la oposición en la calle y en el Parlamento al pacto PSOE-Ciudadanos que sostiene al gobierno, "estamos en condiciones de hacerlo". Por último, Maíllo agradece el aumento de la valoración que según el sondeo hacen de él los andaluces, pero señalando que es "el portavoz de un colectivo inmenso y no hago sino representar sus valores y su proyecto". El coordinador andaluz suma casi 20 puntos de conocimiento hasta el 55,5 por ciento y pasa del 4 al 4,7 en valoración. "Voy camino del aprobado. No me gusta suspender ni el recreo", ha ironizado.