El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha asegurado este lunes que la "ruptura unilateral" del acuerdo de gobierno decidida por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para adelantar las elecciones autonómicas al próximo 22 de marzo demuestra que la líder del PSOE-A "no es de fiar" y hace "difícil cualquier tipo de pacto" futuro entre ambas formaciones. Maíllo se ha pronunciado de este modo en una rueda de prensa en la sede de IULV-CA en Sevilla junto a los tres consejeros de la federación en el Gobierno andaluz, Diego Valderas, Elena Cortés y Rafael Rodríguez, y otros cargos públicos y orgánicos apenas dos horas después de que Susana Díaz hiciera oficial el adelanto de las elecciones autonómicas al 22 de marzo. En su opinión, en Andalucía no se ha producido "un adelanto de elecciones, sino una ruptura unilateral" del pacto de gobierno entre PSOE-A e IULV-CA que constituye el "fracaso" de Susana Díaz "en su primer reto político", ya que ha señalado que "se ha inventado las explicaciones" para justificar una "ruptura unilateral con argumentos tremendamente débiles". Maíllo, que ha desvelado que Díaz le llegó a ofrecer en la conversación telefónica que mantuvieron este domingo una "ruptura pactada" que fue rechazada desde IULV-CA, ha advertido a los dirigentes de IU de que "el PSOE cuando puede te la juega y se la ha jugado al pueblo andaluz en este caso". LA IZQUIERDA Y EL FEMINISMO VOLVERÁN Unas horas antes, la consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés (IU), ha asegurado que "el impulso de cambio desde la izquierda y el feminismo volverán con más fuerza" en la próxima legislatura, tras la ruptura "unilateral" por parte del PSOE del pacto de gobierno. En declaraciones a los periodistas, la consejera de IU ha destacado el rumbo "de justicia social y de decencia" que ha dado IU al Gobierno andaluz, "que el PSOE no fue capaz de darle en 30 años". De esta manera, ha destacado los dos años y ocho meses en los que Andalucía ha contado "por fin" con "un gobierno comprometido con la transformación social de Andalucía y la mejora de las condiciones materiales de los andaluces". "Ha sido un gobierno sin corrupción, que ha parado 6.000 desahucios, que ha plantado cara a las entidades financieras y que ha aprobado el decreto ley con mayor capacidad de transformación, la Ley de la Función Social de la Vivienda", ha subrayado.