[embed]https://youtu.be/xstTK1UeXvM[/embed] El Ayuntamiento de Lucena ha abierto una investigación para determinar si una caravana fascista que ayer, 18 de julio, recorrió las calles de la ciudad con banderas franquistas tenía o no permiso para hacerlo, según han confirmado fuentes municipales a este periódico. En el municipio fueron docenas los vecinos sorprendidos por este particular desfile en el que participaron medio centenar de vehículos, que portaban banderas franquistas. La caravana coincidió con el 18 de julio, el día en que en 1936 la jerarquía militar española dio un golpe de estado con el que comenzó la Guerra Civil española y se puso fin a la II República. Según las fuentes, el Consistorio quiere saber si la Subdelegación del Gobierno autorizó o no la marcha. En caso de que no fuese autorizada, actuaría en consecuencia. En Lucena gobierna el PSOE, que ganó las elecciones, pero que necesitó del apoyo de IU, formación con la que cogobernó en el mandato anterior. Precisamente, el portavoz de IU en el Ayuntamiento lucentino, Miguel Villa, ha sido el más contundente en condenar la caravana. “Estos hechos están prohibidos por la Ley de Memoria Histórica y espero que mi alcalde encabece la condena de esta injusta e ilegal manifestación vergonzosa y haga uso de la autoridad que tiene para aclarar y exigir las responsabilidades a que hubiera lugar y a quien las tuviera, por haber facilitado, promovido o permitido tan cruel ofensa a la democracia y a nuestra memoria histórica”, expresó a través de su Facebook, donde también subió un vídeo de la marcha. “Si el alcalde no lo hace, le exigiremos explicaciones y responsabilidades si las tuviera desde IU”, concluyó.