En un mitin celebrado en la capital gaditana junto al ex presidente Felipe González, el cabeza de la lista socialista al Congreso por la provincia, Manuel Chaves, y su compañero de candidatura, Francisco González Cabaña, también secretario provincial del PSOE, Griñán se ha referido igualmente a Arenas al criticar que “alguien que se presenta como moderado y nos acusa de actos de rencor y resentimiento, se pasa toda la vida persiguiendo con saña a los adversarios que le han ganado. No sabe cómo ganar en las urnas y trata de hacerlo en otras formas”, ha apostillado.

Al final perdió
Ante un auditorio abarrotado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Cádiz, el líder socialista ha mostrado recortes de la prensa de la época para recordar que en 1996 todas las encuestas daban al PP como el vencedor en las Generales “por un amplio margen, y al final las perdió por once puntos y medio. Viviremos otro vuelco histórico en Andalucía”, ha augurado.

Para la derecha “Andalucía es el ejemplo a batir"
Griñán ha reiterado que, para la derecha, “Andalucía es el ejemplo a batir, el ejemplo incómodo que no quieren mirar, porque hemos hecho un Presupuesto para 2012 que ha subido el dinero para la educación, y tiene más cosas porque ahorramos en los tiempos en que la economía crecía y ese ahorro se dedica ahora a mantener el gasto social e impulsar la economía”.

 El poder del conservadurismo "empieza a ser asfixiante”
En este sentido, el secretario general del PSOE andaluz ha alertado de que “el poder del conservadurismo empieza a ser asfixiante”, porque tiene “los ayuntamientos más importantes, casi todas las comunidades autónomas y quiere el Gobierno de España. ¿Os imagináis esa concentración de poder?”, se ha preguntado. Por eso, ha subrayado que “se necesita el espíritu andaluz, el espíritu del sur por el que somos capaces de forzar una mayoría social como la del 82, la del 93 o tantas otras elecciones, en las que nos daban por perdidos y al abrir las urnas se llevaron una sorpresa. Para conservar la llave del futuro hay que mantener vivo ese espíritu en Andalucía”, ha sentenciado.

Rajoy no dice nada
Por eso, Pepe Griñán ha admitido que “maldita la gracia que me hace que pueda haber un candidato que pretende ser presidente” y que, como Mariano Rajoy, “no es capaz de decir nada de lo que pretende hacer”. Ha recordado que, en el debate televisado con el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, “ni siquiera fue capaz de contestar a preguntas muy simples, como qué piensa hacer con los convenios colectivos”. En cambio, ha resaltado que Rubalcaba “se ha caracterizado siempre porque donde ha trabajado se ha comprometido, ha demostrado sus verdaderas raíces socialistas, ha marcado objetivos y los ha cumplido”, por lo que es la mejor opción para dirigir “el rumbo que hay que poner a esta nave llamada España sin deteriorar nuestras conquistas”.