Fernández Ortega ha comparecido ante los medios de comunicación junto al candidato socialista a la reelección al frente de la FAMP, Francisco Toscano, quien ha insistido en que la asamblea constituyente se ha convocado en los plazos legales y adecuados, “como las de las federaciones de Galicia y Aragón, que también se celebran hoy”. Toscano ha incidido en la “voluntad” del PSOE para que esta organización “se volviera a constituir como órgano plural de todos los partidos, sin medir los votos de los partidos más pequeños y llegando a una situación que represente el equilibrio que los ciudadanos han dado al conjunto del municipalismo”, pero otras formaciones políticas “han venido con otros objetivos” bien diferentes.

 Gobierno participativo y plural
En esta misma línea, el secretario de Política Municipal de la CER ha dejado claro que los socialistas “hemos defendido la propuesta de un gobierno participativo y plural desde la legitimidad”, ya que “tenemos 372 alcaldes, 101 más que el PP, y 3.840 concejales, 701 más que el PP” tras las Elecciones Municipales celebradas en mayo pasado y, además, en la asamblea constituyente convocada “contamos prácticamente con el mismo número de votos” que los 'populares'.

El PP "empezó mintiendo"
Frente a la voluntad negociadora del PSOE, Fernández Ortega ha censurado que el PP “empezó las negociaciones mintiendo, al asegurar que tenía la mayoría absoluta en la FAMP cuando su porcentaje de votos en los comicios locales fue del 39 por ciento”, y “judicializando el proceso” para evitar la celebración de la asamblea “al mismo tiempo que utilizaban el camino democrático para recabar votos a su favor”. Por eso, ha criticado que los populares hayan terminado renunciando el diálogo “porque sólo aceptan participar en este juego democrático si ellos ganan, cuando el resultado de las Elecciones Municipales exige un elevado nivel de consenso en la FAMP, el mismo que los socialistas hemos buscado desde el principio”.

Lamentan la decisión de IU
El representante de la CER ha lamentado, igualmente, la decisión de IU de abandonar la asamblea porque pretende decidir en solitario “cómo debe ser el gobierno de la FAMP a pesar de que sólo obtuvo el 5 por ciento de los votos en las urnas” y porque “siempre que tiene en su mano ser la llave de un gobierno progresista, prefiere no hacer nada y dejarlo a merced de la derecha”.

Califican de “sorprendente” la actitud del PA
También ha calificado de “sorprendente” la actitud del PA, que en un primer momento “dijo que apoyaría un acuerdo para formar un gobierno de consenso en la federación y finalmente ha abandonado la reunión”, por lo que “sus palabras no se corresponden en absoluto con sus actos”.