En el penúltimo día de campaña, el dirigente socialista ha ofrecido en la plaza de la Rosa de Montilla una rueda de prensa, la segunda vez en la gira electoral que admite preguntas de los periodistas.

Aferrado a ganar
Tras el agradecimiento a los periodistas que le siguen en la carrera electoral, Griñán se ha aferrado a la idea inicial de que va a ganar las elecciones, lo que ha justificado en la sensación que tiene desde que comenzó la campaña, y que se ha ido acrecentando en cada pueblo y ciudad recorrida.

Un programa realista
Aun así, ha respondido por primera vez sobre las condiciones que pondría a IU en caso de que el PP no consiga mayoría absoluta y cuadre la aritmética parlamentaria. Lo que haya de hacerse, ha explicado, será a partir de un programa realista, que sepa lo que se puede hacer para dar soluciones a los problemas de la ciudadanía, pero siempre cumpliendo el programa electoral en cuestiones como no endeudarse por encima de la capacidad financiera "ni subordinar el empleo y la educación a cualquier otro objetivo".

Su adversario es la economía
Ha mostrado su convencimiento de que su contrincante, el candidato popular Javier Arenas, "se ha puesto nervioso e incluso ha perdido los papeles en alguna entrevista", pero ha recalcado que sus adversarios "no son" Arenas y el PP, sino la crisis económica, que es a la que hay combatir para salir de ella.

Institucional y partidista
También ha acusado al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y a los miembros de su gobierno de estar mezclando lo institucional y lo partidista a lo largo de toda la campaña electoral.

Reforma laboral
Sobre la reforma laboral, ha dicho que "no solo no amplía derechos sino que los reduce, abarata el despido" y es "la única reforma aprobada sin ni una reunión con empresarios y sindicatos".

"Nosotros no lo hemos hecho con Matas"
Preguntado por el hecho de que el PP haya centrado parte de su campaña en los ERE irregulares, el candidato ha respondido: "Está en su derecho, nosotros no lo hemos hecho con el caso Matas", en referencia al caso Palma Arena.