La secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, ha afirmado que Málaga "es una ciudad que mira al futuro y que se merece una alcaldesa como María Gámez, con ilusión, por eso los malagueños no pueden permanecer sentados viendo cómo pasa el tiempo frente a un PP cansado”.

Presentación de María Gámez
Díaz, que ha participado en la presentación de la candidatura del PSOE a la Alcaldía de la capital ante más de 700 personas junto al secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, ha recordado que las próximas elecciones municipales del 24 de mayo son las más cercanas a los ciudadanos, por ello, “si los malagueños quieren que la ciudad cambie, debemos ganar y bien, frente a aquellos que todavía no han llegado y ya han heredado la cultura de la pinza”, ha advertido.

Saca la bandera de la igualdad
En este sentido, la líder socialista ha apelado a la “bandera de la igualdad, la misma que le da dignidad a las personas” como el principal compromiso de la candidatura que encabeza Gámez, un compromiso que ha extendido a la creación de más puestos de trabajo, a la defensa de la educación, la sanidad y del sistema de dependencia dentro de su gestión también como presidenta de la Junta de Andalucía, lo que le ha servido para destacar que el ejecutivo regional destinará otros 1.600 millones al estímulo del mercado laboral durante 2015. Estas medidas tendrán especial énfasis en crear posibilidades de futuro “para que más de 60.000 jóvenes no se vayan de Andalucía a pesar de la insensibilidad de los alcaldes del PP”, ha explicado.

Defensa de la sanidad pública
De forma paralela, Díaz ha realizado una defensa cerrada de la sanidad pública andaluza para evitar que “los mismos que especularon con el ladrillo y la vivienda lo hagan ahora con la salud; los gobiernos se tienen que plantar e ir a Bruselas para que no haya ninguna industria farmacéutica que juegue con la vida de las personas”, ha dicho la líder socialista en referencia a las demandas de los enfermos de hepatitis C a los últimos tratamientos, para lo que ha propuesto al gobierno de Rajoy que subvencione su coste con la sobre-recaudación que conllevará la subida del IVA sanitario. Esta misma protección del Estado del Bienestar le ha servido para advertir que “no va a dejar caer la ley de dependencia” en la Comunidad Autónoma.

“Gente currante y honesta”
Por último, Díaz ha concluido afirmando que “los socialistas nos sentimos orgullosos de lo que somos, gente currante y honesta, que siempre hemos puesto los intereses de Andalucía por delante de los del partido, por eso debemos salir a la calle a ganar, para que llegue la igualdad al Ayuntamiento de Málaga".

Recuerdo a Pedro Aparicio
Por su parte, la candidata socialista María Gámez ha abierto su intervención con un especial recuerdo del alcalde socialista Pedro Aparicio, fallecido el pasado año, destacando que “es el referente de lo que el PSOE puede hacer por esta ciudad, los malagueños saben que supo darle dignidad a los barrios con el saneamiento, el asfaltado, y que le dio un futuro”, ha expresado.

Intervención de María Gámez
Así, la portavoz de los socialistas de la capital ha puesto de relieve que, durante esta última legislatura, ha trabajado “muy duro acompañada de los mejores: de todos los malagueños y de sus colectivos, lo que me ha permitido ver como el PP ha dejado de lado a los barrios a costa de privilegiar a unos pocos, como ha recortado los sueldos de los ciudadanos mientras engorda los salarios de sus cargos de confianza". Ante esta realidad, Gámez ha anunciado que ha decidido "tomar parte" y que como alcaldesa acabará con estos privilegios, de forma que la bandera de la igualdad "será la que ondee en el Ayuntamiento”, ha manifestado.

Por un nuevo sistema de convivencia
Gámez ha aprovechado la ocasión para recordar que los socialistas llevan trabajando en los barrios de la capital desde el inicio de la democracia, por lo que ha advertido que no admitirá "lecciones de nadie, sobre todo de aquellos que han descubierto que hay que trabajar en los distritos", ha aseverado. En este sentido, la candidata socialista ha destacado que la lista que encabeza buscará un nuevo sistema de convivencia en la ciudad y permitirá la creación de un equipo de gobierno municipal “transparente, justo e igualitario”.

Un alcalde, el de Málaga, lejano a los ciudadanos
En contraposición a este modelo, la portavoz socialista ha lamentado que el alcalde De la Torre “no sea un buen ejemplo de gestión ya que cada día está más lejos de los malagueños”, al demostrar que no está con los malagueños a los que el sueldo no les llega a final de mes. "Es hora de poner punto y final a esa política, debemos asumir la batalla por una ciudad mejor, que sea incluyente y ofrezca una esperanza limpia, una limpieza que también llegue a las calles”, ha apostillado, al tiempo que ha concluido instando a los malagueños a que sean conscientes de que deberán decidir en unos meses si quieren "formar parte de la solución a los problemas de esta ciudad o permanecer callados para que todo siga siendo igual". "En las próximas elecciones deberán decidir si quieren empezar desde cero respetando con nuestras tradiciones”, ha concluido.

Miguel Ángel Heredia
Por último, Miguel Ángel Heredia ha afirmado que el proyecto socialista para la capital malagueña genera “ilusión y esperanza” frente al viejo proyecto del PP encarnado en la figura de Francisco de la Torre. Para Heredia, la candidata socialista María Gámez supone el cambio que Málaga necesita al conocer cada barrio y rincón de la capital, lo que le ha permitido conformar un proyecto de “hombres y mujeres socialistas que, además de traer el cambio generacional, tiene la solución para los problemas de los malagueños”, ha dicho.


Huida al Senado de De la Torre

En este sentido, el líder socialista ha criticado que en el último mandato del alcalde popular De la Torre “no haya sido capaz de impulsar el empleo o de generar ningún proyecto de ciudad. Se fue al Senado sin conseguir inversiones para Málaga, de forma que cuando se volvió nadie lo echó de menos; estuvo con Javier Arenas, con Aznar y, ahora, con Rajoy, apoyando recortes que han perjudicado a los jóvenes, a los mayores de 45 años y, sobre todo, a las mujeres”, ha aseverado.

Ana Pastor va dos veces a Málaga a vender un estudio de proyecto
También Heredia ha acusado al presidente de los populares malagueños, Elías Bendodo, de mentir cuando afirma que la Junta de Andalucía “castiga a Málaga”. “Si hay un gobierno que apuesta por la provincia es el de Susana Díaz, no como el de Rajoy, cuya ministra de Fomento ha venido por segunda vez a Málaga para vender el estudio del proyecto de Cercanías a Marbella en vez de crear empleo con proyectos concretos”, ha concluido.