En una entrevista con RNE, Griñán ha indicado que, según ese sondeo, el PSOE ha recortado cinco puntos con el PP-A, de manera que se ha roto esa tendencia de que los populares subían y los socialistas bajaban. Se ha mostrado convencido de que el PSOE-A está en condiciones de ganar las autonómicas del 25 de marzo.

Con un PP en la "cresta de la ola"
Ha incidido en que en los tres últimos años no se había visto un cambio en esa tendencia y ha puesto el acento en que la encuesta se realizó inmediatamente después de las elecciones generales del 20 de noviembre, con un Partido Popular en la "cresta de la ola", y con anterioridad a la adopción de las primeras medidas por parte del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy.

Está retrocediendo
Para Griñán, sin duda, no era imaginable que, tras la derrota que el PSOE sufrió el 20 de noviembre y con el PP en la cresta de la ola, esta formación no solo no haya avanzado, sino que está retrocediendo, mientras que los socialistas empiezan a recortar distancia.

"Podemos ganar perfectamente"
"De aquí al 25 de marzo, estoy convencido de que podemos ganar perfectamente y cuando el PP, en vez de ofrecer un programa, se dedica a deteriorar la imagen del PSOE, tengo la impresión de que vamos por buen camino", ha señalado el dirigente socialista.

Otros están sentados en el banquillo
Respecto a la incidencia que el asunto de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE) puede tener en las elecciones, Griñán ha señalado que la ciudadanía va a ver perfectamente la forma de actuar de su Gobierno, que ha denunciado las irregularidades ante el juzgado, que ha constituido una comisión interna en la Junta y que está personado en el caso como acusación particular, frente a otros gobiernos autonómicos donde quien esta sentado en el banquillo es el juez que investigaba. Sin duda, según ha apuntado, hay una "notable diferencia" entre el comportamiento de unos gobiernos y de otros.

El PSOE es "un partido horado"
Ha querido dejar claro que el asunto de los ERE le "duele" porque cree que el PSOE es "un partido honrado", que en modo alguno está dividido. "Mayoritariamente está detrás de mí, no tengo ninguna duda", ha sentenciado Griñán, quien ha señalado que es un orgullo ser presidente de los andaluces y que jamás podrá recibir un honor como ese.